miércoles, 21 de enero de 2015

España denega el asilo político a un periodista saharaui condenado a cadena perpetua

Hassanna Aalia durante una charla sobre derechos humanos en Reinosa.
El Ministerio del Interior ha denegado este lunes la petición de asilo político deHassanna Aalia, un joven periodista saharaui de 26 años condenado acadena perpétua por el tribunal militar deRabat. Esta situación obliga al joven a abandonar el territorio español en 15 días.
Hassanna, nacido en el Al Aaiun, periodista y miembro de laAssociación Saharaui de defensa de los derechos huamos, fue condenado el 17 de febrero de 2013 junto a 24 civiles saharauis a cadena perpetua. Le acusaron de rebeldía. Era la segunda vez que juzgaban a Hassanna por el mismo hecho, participar en la acampada de Gdeim Izik.
Este campamento, también bautizado como 'el campamento de la dignidad', tuvo lugar entre octubre y novimbre de 2010 y esta considerado por Noam Chomsky como la chispa de la primavera árabe. Su principal reivindicación era la mejora de las condiciones de vida para la población saharaui.
El 8 de noviembre de 2010 el campamento fue desmantelado por las autoridades marroquis, y Hassaana, como muchos de los miles ahí presentes, regresó al Aaiún, donde se escondió durante dos meses de la policía. Pero una vez abandonó su refugiofue apresado y condenado a cuatro meses de prisión sin ejecución. “Pasé tres días detenido. Me torturaron. Estuve en una habitación llena de sangre, los gendarmes marroquíes me dijeron que era la sangre de mis compañeros” recuerda.
En 2011 viajó al País Vasccon una beca para aprender idiomas, pero cuando faltaba poco mas de dos meses para volver a su país, su nombre apareció (otra vez) en la lista de las personas que serian juzgadas por los hechos de Gdeim Izik y recibió una orden debúsqueda y captura. Le habían condenado a cadena perpetua por rebeldía sin estar presente en el juicio.
“Ni siquiera sabía qué significaba cadena perpetua. Los abogados creían imposible que se me volviera a juzgar por un mismo delito y, además, sin estar yo presente” señaló el joven en conocer la noticia.
Según Inés Miranda, abogada que acudió como observadora a todas las sesiones del juicio del 17 de febrero del 2013 en representación de la Comisión de Derechos Humanos del Consejo General de la Abogacía Española “fue un día negro para la justicia internacional. El juicio debe considerarse nulo de pleno derecho. Desde el momento de la detención, cuando los condenados fueron secuestrados y posteriormente torturados, maltratados y violados, pasando por la celebración del juicio, donde no se presentaron pruebas ni testigos fidedignos, hasta la lectura de la sentencia, que incumple el Convenio de Ginebra y la propia Constitución marroquí”, puntualizó la letrada en declaraciones posteriores. 
Fuente: http://www.elperiodico.com/

0 التعليقات:

Publicar un comentario en la entrada