viernes, 26 de junio de 2015

Tekber Haddi denuncia el asesinato de su hijo por parte de Marruecos ante el Consejo de DDHH en Ginebra

MOHAMED HALLAB/MOHAMED SALEM ABDI
GINEBRA/SEVILLA
Las labores de la delegación saharaui no cesan en esta 29 sesión del Consejo de los DDHH (perteneciente este organismo a la ONU) que estos días está teniendo lugar en Ginebra. Esta representación de saharauis sigue luchando por dar a conocer su justa causa y las barbaries que lleva a cabo Marruecos en los Territorios Ocupados del Sahara Occidental.
Como viene siendo habitual en la sesión plenaria ha tenido lugar la presentación de informes (de temáticas específicas relacionadas con los DDHH) por parte de los relatores especiales. La cuestión saharaui pocas veces falta en los debates interactivos que el pleno lleva a cabo tras la presentación de estos informes. El entre Marruecos y el Frente Polisario por la soberanía del Sahara Occidental tampoco falta en los talleres que se organizan paralelamente a las comparecencias y debates de la sesión plenaria.
La estrella de la jornada ha sido Tekber Haddi (madre del mártir Mohamed Lamin Haidala) que no ha querido perder la ocasión para denunciar la postura marroquí ante la desaparición de su hijo. Recién salida de una larga huelga de hambre, afirma encontrarse con fuerza para seguir denunciando las hostilidades marroquíes en las ciudades del Sahara Ocupado. Tekber ha participado en un taller que analizaba la situación de los DDHH en el Sahara Occidental. La madre saharaui ha expuesto las circunstancias de la desaparición de su hijo y las razones que le han llevado a la huelga de hambre en España. Tekber Haddi pide que se presione al Estado marroquí para que se conozca la verdad sobre la muerte de su hijo.
En el mismo panel Laala Yahdhih, en nombre de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis (UNMS), ha explicado las difíciles condiciones que ha soportado la mujer saharaui en la lucha por la liberación nacional. Laala asegura que las saharauis en los Territorios Ocupados son víctimas de violaciones continuas contra sus derechos más fundamentales. Pero según esta saharaui las otras perjudicadas son las que viven en los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia) que tienen que luchar contra las duras condiciones de la región y esperar separadas de sus familiares y alejadas de su tierra.
La cuestión saharaui ha tenido también especial importancia en el  panel que trataba la autodeterminación de los pueblos y en Hafdala Chadad fue uno de los ponentes. Junto a él expertos en la materia como el estadounidense (de origen cubano) Alfred de Zayas.
En este panel Hafdala culpa indirectamente a la ONU y a España de las violaciones de los DDHH en el Sahara Occidental. Según este abogado las Naciones Unidas es culpable por no organizar el referéndum que le dé a los saharauis la oportunidad de elegir su futuro. Por otra parte España, porque a efectos jurídicos sigue siendo la potencia administradora del Sahara Occidental.


Read more »

jueves, 25 de junio de 2015

La indiferencia de las Garzas

El alcantarillado de las viejas casas hexagonales vomitaba sin pausa las aguas residuales en una charca. Las antiguas construcciones parecían, a lo lejos e inmersas en la obscuridad de la noche, bravos jinetes ataviados con mantos negros que contemplaban una batalla que se libraba en un tiempo ya muerto.
No muy lejos del lugar se respiraba en el aire del norte olor a pólvora recién quemada. El viento asolaba con fuerza los débiles juncos morados de la  charca de las Colominas. El lugar predilecto de las hermosas garzas de cuellos elegantes y largos. Las extraordinarias aves meneaban con gracia el cuerpo y alas en gratitud a las vastas tierras  saharianas, a la espera del inicio del ritual viaje migratorio hacia los confines del cálido continente, ajenas a todo.
Las azoteas de las barriadas colindantes se inclinaban hacia dentro a falta de balcones, y la luz lúgubre no invitaba a paisano alguno a recorrer las calles de El Aaiún nuevamente.
Ni el arrullo de las palomas y tórtolas de procedencia canaria se percibía en el silencio de la soledad que invadía el lugar.
Aquella noche de comienzos de otoño se prolongó más de lo que debía. Y muchos ciudadanos desearon en sus rezos que no amaneciese el día. No querían ver una bandera extraña alzándose en sus plazas y en sus aldeas. Otros, por contra, se quedaron acurrucados en sueños delirantes que invocaban los estallidos del inicio de la contienda.
Las aguas de la charca rebullían inquietas, anunciando un mal augurio que se iba perfilando en el más absoluto silencio.
Los habitantes de la ciudad sentían con angustia lo que se urdía a hurtadillas, sin juicio ni razón que lo amparara. Entretanto, la villa dormía al pie de los tambores que tanto detestaba.
Al engaño de los gobernantes de aquellos melancólicos tiempos de cambios atmosféricos, se sumarían los medios de comunicación. En verdad, era una espiral de traición colonial sin precedentes. Fue así con una verdadera conjura de prejuicios con la que se ultimó la ignominiosa acción contra las tierras del desierto, contra sus gentes.
M.M.Fakal-la.
Read more »

Palestina y el Sáhara Occidental: dos conflictos abiertos ante la mirada esquiva de la comunidad internacional

Estefanía Torres (@etorrespodemos) *

Takbar Haddi, hace una semanas en el Parlamento Europeo denunciando el caso del asesinato de su hijo por la policía de ocupación marroquí. / CP
Takbar Haddi, hace una semanas en el Parlamento Europeo denunciando el caso del asesinato de su hijo por la policía de ocupación marroquí. / CP
24-6-15
Hace solo unos días, recibimos la noticia del empeoramiento de la salud de Takbar HaddiLa huelga de hambre que llevaba siguiendo desde hace 36 días la hizo caer hospitalizada. Conocí a Takbar hace unas cuantas semanas en Estrasburgo. Vino a contarnos su historia, tan llena de humanidad como de cruel realidad. Ya se encontraba algo débil porque, entonces, llevaba unos cuantos días sin comer. A pesar de ello, tuvo la fortaleza de viajar desde Gran Canaria hasta el Parlamento Europeo para clamar, de nuevo, decencia y dignidad. Takbar es de carácter duro, fortalecido si cabe aún más por las vicisitudes propias de haber nacido en el Sáhara.
Perdió a su hijo no hace mucho tiempo, en febrero de este mismo año. Aunque, la verdad, para hablar con mayor rigor y apego a la verdad: en realidad, a su hijo se lo robaron. Haidalla tenía 21 años, era un activista, defensor de los derechos humanos, también saharaui, a quien algunos colonos marroquíes tenían entre ceja y ceja desde hacía tiempo por su mala costumbre de desobedecer frente a la injusticia, por tener la insoportable manía de no callarse y por ser un rebelde con causa. Fue agredido de manera brutal en el barrio Casa Piedra de la capital saharaui. Paso una semana de hospital en hospital pernoctando incluso en los calabozos de la comisaria de policía y, finalmente, murió en El Agadir. Una tortura total que no finaliza puesto que Takbar se niega a enterrar a su hijo sin una autopsia legal e independiente que certifique fehacientemente cuales han sido las circunstancias en las que han matado a Haidalla.
Nos lo dijo con toda la firmeza, a pesar de la debilidad física que ya presentaba cuando estuvo en Estrasburgo, nos lo repitió varias veces: “no dejaré la huelga de hambre, no tengo nada que perder, han matado a mi hijo y solo quiero justicia, aunque la vida se me vaya en el intento, estoy dispuesta a perderla”. Una madre, como cualquier otra, que solo exige lo que por derecho le pertenece. Tal vez para entenderla sea necesario sentir esa alta protección hacia otro ser que solo sienten quienes han regalado vida. Pero, la verdad, es que cualquiera con dos dedos de frente es capaz de aplicar todo el sentido común a lo que sucede. Porque, por desgracia, aunque el caso de Takbar haya visto la luz, no es el único que se ha dado entre la población saharaui. En un lugar donde la injusticia es el pan de cada día y en el que la esperanza por vivir con dignidad es tremendamente débil, lo más normal es que sucedan cosas como esta que pasen desapercibidas para el resto del mundo.
El pueblo palestino y el pueblo saharaui son los grandes olvidados por la comunidad internacional. Dos pueblos que viven en condiciones infrahumanas, cuyo acceso a agua potable o a electricidad es limitado y cuya gente es perseguida con todo el peso de aquella ley que parece que solo existe para dar caza a los buenos. De ambas situaciones es corresponsable el gobierno español. Aunque con el pueblo saharaui la responsabilidad adquiere cotas altísimas. Nuestra deuda con el Sáhara Occidental es histórica y se debe, fundamentalmente, a la enorme cobardía que nuestros dícese representantes públicos siempre han mantenido en las relaciones con Marruecos al hablar de la población del Sáhara.
Takbar ya no va a recuperar la vida de su hijo. Eso es físicamente imposible. Pero ella sigue luchando para que la muerte de este joven no haya sido en vano. Lucha por su pueblo. No ya solo por conocer la verdad de la muerte de Mohamed, sino porque esa verdad sirva para que mañana el Sáhara sea libre, para que se celebre ese referéndum tanto tiempo prometido y nunca celebrado, para que este pueblo, que resiste a las embestidas recibidas por la falta de respeto de la comunidad internacional, pueda decidir su destino.
Aunque en esta ocasión nos vamos a Gaza, tengo a Takbar continuamente en el pensamiento. A Takbar, a Mohamed, a todas las personas que viven en el Sáhara, al pueblo saharaui, porque sé que ir a Gaza implica aportar mayor dosis de energía y de lucha por la libertad a nuestro pueblo hermano saharaui. Deseo con todo mi corazón que esta energía sea capaz de atravesar el Mediterráneo y superar las fronteras impuestas. Deseo que el pequeño grano de arena de este esfuerzo colectivo de la flotilla Rumbo a Gaza le sirve también al Sáhara. El mañana está más cerca. Sahara libre. Palestina vencerá.
(*) Estefanía Torres es eurodiputada de Podemos.
Fuente: http://www.cuartopoder.es/
Read more »

martes, 23 de junio de 2015

La situación de los presos políticos saharauis reabre los debates en la sesión del Consejo de DDHH.

MOHAMED SALEM ABDI
GINEBRA 22 6 2015
El grupo saharaui ha vivido la jornada más intensa desde que echase a andar la sesión del Consejo de DDHH. De esta forma los saharauis incrementan su participación en la sesión para vislumbrar las violaciones de Marruecos a los civiles saharauis en los Territorios Ocupados del Sahara Occidental. También se ha recordado a los presos de Gdaim Izik, condenados a cadena perpetua. El pleno ha visto una de las mejores entradas siendo uno de los temas tratados el terrorismo.
La delegación saharaui ha comenzado la segunda semana de la sesión del Consejo de DDHH con una intensidad pasmosa. El reto no era otro que aparecer tres veces ante la sesión plenaria y colaborar en la organización de un taller vinculado a la libertad de expresión. Pero había que ir paso a paso.
El primer paso fue llamar la atención de un Pleno casi lleno. Precisamente de eso se encargó Hafdala Chadad, miembro de la Comisión Nacional Saharaui de DDHH (CONASADH), recordando a los condenados de Gdaim Izik. ”En estos días se cumplirán más de 1600 días de la encarcelación de 22 saharauis que han sido condenados injustamente por un tribunal marroquí” dijo Hafdala en su intervención. Después de poner a los asistentes al tanto de las actuaciones marroquíes en el Sahara Occidental, el jurista pro DDHH denunció la pérdida de la credibilidad de las Naciones Unidas alegando que ésta es testigo de violaciones de DDHH diarias y no hace nada.
En la sesión vespertina sería de nuevo Hafdala Chadad quien alegara  “que no se trata de la violación de los DDHH de un pueblo por su propio gobierno sino por un gobierno ajeno”. Chadad pidió a Marruecos “que mate al hambre en Marruecos y no mate al hombre en los Territorios Ocupados del Sahara Occidental”. En las palabras de Hafdala no ha faltado una mención del caso de Tekber Haddi, invitando a las autoridades marroquíes a que colaboren con esta madre que busca el esclarecimiento de las  casusas que han llevado a su hijo a la muerte.
Ali Buzaid, miembro de Afapredesa,  era el siguiente en dirigirse a la sesión plenaria para denunciar las barreras puestas por Marruecos para impedir el acceso de organizaciones internacionales a la sociedad civil saharaui. “Durante la visita de una delegación enviada por el Alto Comisario para los DDHH, algunos saharauis fueron agredidos por las fuerzas de ocupación marroquíes, solo por el hecho de reunirse con esta delegación” afirmó Buzaid. El refugiado saharaui aseguró que entre las víctimas a estas agresiones figura Hamad Annasiri quien tenía pendiente participar en esta sesión. Ali solicitó a las Naciones Unidas que lleve a cabo la protección de los testigos saharauis que denuncien las violaciones de DDHH.
Justo después de la intervención de Ali Buzaid tenía lugar un taller para analizar el respeto de los DDHH en Marruecos y en el que nuestra delegación jugó un papel crucial. Malaainin El Ouali, miembro de la Asociación de Víctimas de Graves Violaciones de DDHH Cometidas por el Estado Marroquí  (ASVDH) y el célebre periodista marroquí Ali Lemrabet fueron los protagonistas del panel. Lemrabet expuso con detalle la guerra que mantiene con el estado marroquí por la libertad de expresión. También analizó el tratamiento del conflicto saharaui por parte de la prensa y política marroquí.  Por su parte el activista saharaui habló de los altos costes que pagan los saharauis por pedir su derecho a la autodeterminación en las calles de las ciudades ocupadas saharauis. El Ouali proyectó (en video) un mensaje del periodista saharaui Mahmud Lhaisan quien mantiene otra guerra con la ocupación marroquí por contar al pueblo saharaui mediante RASD TV los acontecimientos desde las zonas ocupadas.
Además la nuestra delegación  asistió a otro taller sobre la violencia contra las mujeres el cual fue organizado por Argelia, EE UU y la Unión Africana. Y ya solo era cuestión de recoger los frutos. Los adversarios (que han estado al tanto de todas las actividades saharauis) han visto sus argumentos desmontados uno por uno. Ya era tiempo para desayunar y preparar la batalla del día siguiente. “batalla a batalla se ganan las guerras”. 

Read more »

ZP, cómplice de la ocupación del Sáhara Occidental



Fito Álvarez Tombo
Ponteareas
14.06.2015 | 04:55


El expresidente José L. Rodríguez Zapatero acudió este pasado mes de mayo a un festival organizado por Marruecos en Tan-Tan, el "Moussem de Tan-Tan", festival que pretende ensalzar la marroquineidad del Sáhara Occidental, en su vano intento de legitimar su presencia en este territorio, violando las resoluciones de la ONU y desoyendo los consejos del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya, que el 16 de octubre de 1975 ya había confirmado que el Sáhara Occidental nunca había tenido ningún tipo de relación territorial con el Reino de Marruecos.

Ya el pasado marzo, Zapatero acudió a un foro, el "Crans Montana", que se desarrolló en la ciudad "ocupada" saharaui de Dajla, antigua Villa Cisneros. Dicho foro fue vetado por multitud de organismos internacionales como la Unión Africana (que llegó a solicitar la cancelación del mismo), Parlamento Panafricano, la ONU, Unión Europea y Unesco, y varios países que declinaron enviar delegaciones a este foro. El propio gobierno español mostró su malestar por medio de su ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ya que esta visita en palabras del propio ministro "suponía de apartarse de la estricta neutralidad de España en el conflicto del Sáhara".

Zapatero con su asistencia a estos actos no hace otra cosa que convertirse en cómplice de la ilegal ocupación del Sáhara Occidental por Marruecos, y en consecuencia cómplice de las numerosas violaciones de los Derechos Humanos que a diario sufre la población civil saharaui en los territorios ocupados del Sáhara Occidental. Ha conseguido el deshonroso récord de convertirse en el expresidente que más veces ha viajado a Marruecos, tan solo en los últimos cinco meses ha sido invitado en tres ocasiones a eventos controvertidos.

El expresidente, incluso, ha llegado a declararse públicamente amigo "amigo" de Marruecos, país que acaba de sufrir un fuerte varapalo con el último informe sobre derechos humanos presentado recientemente por Amnistía internacional, en el que denuncia 173 casos de torturas y malos tratos cometidos en el propio país y en el Sáhara Occidental en los últimos cuatro años.

Mientras Zapatero se entretiene con sus visitas a las pantomimas organizadas por el régimen marroquí, TakbarHaddi, madre coraje saharaui, se consume en su huelga de hambre pidiendo justicia para su hijo asesinado por colonos marroquíes, con la complicidad de las fuerzas de ocupación y decenas de presos políticos saharauis sufren las inhumanas condiciones de vida de las cárceles marroquíes, culpables del "delito" de pedir la libertad de su pueblo.

No se puede uno llenar la boca con declaraciones a favor de la "alianza de civilizaciones" y luego dar la espalda a miles y miles de ciudadanos saharauis expulsados de su tierra o sobreviviendo bajo la ocupación.

La necesidad de seguir sintiéndose influyente ha hecho a José Luis Rodríguez Zapatero buscar cobijo bajo la capa de la dinastía alauita, experta en dar aliento a personalidades venidas a menos y con ansias de notoriedad.

El hombre por naturaleza necesita relacionarse con los demás, pero la desesperación de algunos hace que esta necesidad se convierta en una obsesión, perdiendo con ello toda capacidad para saber escoger con quien te relacionas y no sabiendo valorar las consecuencias que esto conlleva.

Dicen que "el tiempo da y quita razones", algún día José Luis Rodríguez Zapatero tendrá que explicar por qué escogió ponerse del lado del opresor dando la espalda al oprimido.
Read more »

La delegación saharaui en Ginebra pide al presidente del Consejo que intervenga en el caso de Annasiri

MOHAMED SALEM ABDI
GINEBRA  19 6 2015
La sesión del Consejo de DDHH prosigue su curso y los saharauis cosechan importantes avances para dar a conocer la situación del pueblo saharaui. La delegación saharaui ha asistido a varios talleres en los que ha podido intervenir para denunciar las políticas de Marruecos en el Sahara Occidental. El presidente del Consejo de DDHH se ha comprometido a investigar el caso del ausente Annasiri.
La delegación saharaui ha manifestado su malestar por la ausencia del activista saharaui Hamad Annasiri, después de haber éste conseguido los permisos oportunos para estar en Ginebra. Estas quejas se han traslado directamente al presidente del Consejo de DDHH Joachin Rucker quien dijo estar dispuesto a conocer en profundidad el caso para tomar las decisiones oportunas.
Por otra parte los representantes saharauis han participado activamente en el taller sobre tecnología y DDHH. Nuestra delegación asegura que las nuevas tecnologías han supuesto un gran avance para que se conozcan las torturas marroquíes en el Sahara Occidental. “Antes de las nuevas tecnologías estábamos en la oscuridad pero ahora hemos pasado a la luz y esto ha obligado a los marroquíes a reducir sus torturas por miedo a que sean difundidas por internet” asegura un miembro de nuestra delegación. Éste afirma que las tecnologías de la información y de la comunicación (tic) podrían haber facilitado el espionaje a los activistas pro DDHH.
La sesión plenaria ha proseguido con la presentación de informes por parte de los relatores especiales. El relator espacial sobre el derecho a la educación ha puesto en  valor los esfuerzos de Argelia para mantener una enseñanza gratuita en todos los niveles. También se ha presentado un informe sobre ejecuciones extrajudiciales y sumarias que ha tenido bastante acogida.

Read more »

lunes, 22 de junio de 2015

Seis formas posibles de devolver la voz al pueblo saharaui para construir el futuro

Después de la dura vuelta a la realidad, que supuso la mera renovación, un año mas, sin cambios, del mandato de la MINURSO, el pasado abril; viendo como, de golpe, se dasvanecían las quimeras que habían construido los propagandistas y algunos políticos irresponsables; cundió el descontento entre los refugiados saharauis, que llegaron incluso a “ajustar cuentas” con algunos de los máximos responsables de nuestra diplomacia.
Con un presidente convaleciente y en medio del desánimo, la dirección del Polisario creó una Comisión Nacional de Reflexión para realizar una serie de consultas con distintos sectores de la población incluida la diáspora y medios de comunicación independientes, recabando opiniones y propuestas sobre cómo se podría salir del atolladero en el que se encuentra sumida la causa saharaui desde el alto el fuego. Una iniciativa novedosa, por lo que supone de reconocimiento implícito de una crisis de ideas, de falta de liderazgo y de un cierto déficit democrático.
Hace unas semanas, esta Comisión Nacional de Reflexión ha hecho público un documento, que después de ofrecer un somero análisis de la situación, formula una batería de 21 interrogantes relacionados con el “qué hacer”. Algunos saharauis “librepensadores” o si se prefiere que no forman parte del “aparato”, ya han empezado a dar sus opiniones. La mayoría de ellos venía haciéndolo desde hace años en blogs, foros y otros medios, aunque haya sido como “clamar en el desierto” en el mejor de los casos, y en el peor, ser condenados al ostracismo o acusados de colaboracionistas. Es difícil saber en que va a quedar ésta iniciativa, y si las ideas y propuestas serán tenidas en cuenta, pero hay que reconocer el mérito de realizar ésta consulta pública y abierta, que como mínimo ampliará el debate y la participación, y eso siempre es positivo. Un debate necesario, que debe hacerse con espíritu democrático y voluntad real de integrar distintas, y hasta opuestas, opiniones (algo bastante ajeno a la cultura bidán, que con exceso de retórica, prefiere subrayar lo coincidente o mostrar apoyos olvidadizos).
La discrepancia, las distintas opciones políticas, es lo natural en cualquier sociedad. Y la capacidad para canalizar y administrar estas, con voluntad y esfuerzo integradores, es lo que en ultima instancia refuerza la unidad y legitimidad de la causa saharaui y sus instituciones.
Pero, si de verdad lo que se quiere es escuchar las voces plurales del pueblo saharaui se pueden hacer, además, muchas otras cosas..... Me permito formular media docena de ellas:
1)  Organizar una Conferencia Política para analizar la situación y hacer recomendaciones al Polisario, a Marruecos, a Argelia y a los Organismos Internacionales, en la que participen personalidades, intelectuales y profesionales saharauis de los campamentos, de los territorios ocupados y de la diáspora. La Organización de dicha Conferencia debería de correr a cargo de ACNUR, u otro Organismo Internacional independiente, para garantizar que en ella participan todas las sensibilidades, sectores y opiniones relevantes de la sociedad saharaui, incluso los partidarios de la posición marroquí.
2) Dado que no hay una separación nítida entre el movimiento, organización política, que es el Frente Polisario y el Estado, la RASD, y se da un solapamiento de competencias y un entrecruzamientos de funciones y representantes, como tímidamente reconoce el documento de la Comisión, sería conveniente diferenciar claramente lo que es el Polisario, de lo que es el Estado saharaui que a todos nos representan. De tal manera que en los próximos Congresos del Frente Polisario solo se voten las resoluciones y la elección del Secretario General con su equipo y no se elija, como ha venido haciéndose hasta ahora, al presidente de la RASD, porque ambos cargos no tiene porque desempeñarlos la misma persona. Y muy importante, que en el Congreso del Polisario solo tengan derecho a voto los delegados elegidos directa y democráticamente para su asistencia al mismo. Limitándose la participación en el Congreso, al derecho a voz pero no a voto, de los representantes de la Administración de la RASD y las llamadas organizaciones de masas, cuya participación ha sido excesiva en número en todos los anteriores Congresos. Conviene, de una vez por todas y cuanto antes, desarrollar el marco normativo para elegir democráticamente al Presidente de la RASD y a los gobernadores de las wilayas, igual que ahora se elijen a los diputados al Parlamento y a los alcaldes de las dairas. Introduciendo, para ello, los cambios necesarios en la Constitución.
3)  Libertad ya, cuanto antes, no “para después de la independencia”, de creación de todo tipo de organizaciones sociales, políticas, profesionales, económicas, culturales, humanitarias, etc…. que articulen y empoderen a la sociedad saharaui, no estando obligadas a integrarse estas en el Frente, ni ser tuteladas por las autoridades. Con la única limitación de no tener un carácter violento, respetar los Derechos Humanos y las libertades y funcionar democráticamente.
4) Llevar internet a todas las wilayas. Sobra decir que internet y las redes sociales se ha convertido en uno de los principales medios de información, comunicación y participación política de la ciudadanía.
5) Crear una Instancia de Reconciliación Nacional Saharaui en que se puedan iniciar encuentros, procesos de convivencia y proyectos en común, con saharauis que hoy se manifiestan enfrentados a la actual dirección y política del Frente Polisario. Partiendo del principio de que el fortalecimiento del pueblo saharaui es un fin superior.
6) Organizar, por el enviado personal del Secretario General de NNUU, el  Sr. Christopher Ross, una Reunión Anual de Expertos en el conflicto saharaui, o como se prefiera llamar, en la que participen investigadores, juristas, políticos, periodistas, etc… de distintos países (EEUU, Argelia, Marruecos, España, Mauritania, Francia….) que hagan un seguimiento de la evolución del conflicto y recomendaciones a los representantes del pueblo saharaui, Marruecos y la Comunidad Internacional.
Lo fundamental no es la mayor o menor idoneidad de algunas de estas propuestas, lo fundamental es tener la voluntad de ampliar la participación democrática real y efectiva y creer y respetar, de verdad, el ejercicio de las libertades y derechos fundamentales de las mujeres y los hombres saharauis en pie de igualdad, para dirigirnos, juntos, a la mejor solución del conflicto mediante acuerdos, con renuncia a la violencia, para “crear un país”, en una región de seguridad, oportunidades y prosperidad para las personas.
DR, Lehdia Mohamed Dafa
Read more »

viernes, 19 de junio de 2015

Sahara Occidental: El Grito de Zemla, 17 de junio de 1970

Miércoles 17/06/2015
El principio del NACIONALISMO SAHARAUI y el fin del colonialismo Español / Marroquí
“Los Pueblos se conocen por sus gentes y las obras que ellos realizan”.
Es un privilegio y una necesidad recordar y conmemorar un año mas EL GRITO DE ZEMLA, 17 DE JUNIO DE 1970 y defender el primer movimiento de liberación del Sahara Occidental.
Para saber de verdad la causa saharaui, hay que sentirse saharaui.
La PATRIA es el lugar de nacimiento, donde nacieron mis raíces y mi lucha hacia la independencia territorial;
La PATRIA es donde uno elige fundar sus raíces y su familia, me siento muy orgulloso de sentirme Canario y de tener la doble patria, la SAHARAUI y la CANARIA, desde Canarias sigo mi lucha de liberación del Sahara Occidental.
Mi deber y mi obligación moral es sumarme y dar todo lo que soy a la PATRIA SAHARAUI, todos los indicios de lo que somos con lo cual somos lo que somos, Saharauis hasta la eternidad.
El Pueblo Saharaui conmemora este 17 de junio de 2015 el 45º Aniversario del levantamiento popular contra el colonialismo Español y desde 1976 contra la ocupación Marroquí, Zemla el primer intento pacífico para recuperar los derechos del Pueblo Saharaui a la Liberación e Independencia y Soberanismo (al igual que esta hazaña se repite por la población civil saharaui en las zonas ocupadas el 10 de octubre del 2010 en GDEIM IZIK contra la ocupación de Marruecos del Sahara Occidental, con el mismo fin: el estado saharaui independiente) y el preludio, tres años después, del desencadenamiento de la lucha armada dirigida por el Frente Polisario, España negando a los saharauis su derecho a la autodeterminación; España había elaborado un documento que imponía la integración de la población saharaui en la metrópoli Española, declarando en los años 60 el Sahara Occidental una ”provincia Española”.
Los manifestantes saharauis presentes en Zemla y liderados por Mohamed Sidi Brahim Lebsir empujados por un sueño: El estado saharaui independiente, entregaron una petición al General Peréz de Lema, Gobernador General del Sahara Español, en el Aaiun.
El origen del levantamiento de Zemla se venía madurando desde los años 60; en 1966 Mohamed Sidi Brahim Lebssir “Bassiri”, funda el periódico Al-Shihab “La Antorcha”; en dicho periódico se oponía abiertamente a las ambiciones de Marruecos sobre el Sahara Español.
En uno de sus artículos escribió con mucha claridad: “El Sahara Occidental nunca ha sido Marroquí, el reino de Marruecos no podrá justificar que el Sahara Occidental haya formado parte del citado reino alauita, a lo largo de la historia, Marruecos nunca envió ningún gobernador Marroquí al Sahara Occidental, ni tampoco los Saharauis han rendido ninguna pleitesía a ningún monarca Marroquí”.
Y el 11 de Diciembre de 1969 se constituye formalmente el Movimiento de Liberación “Harakat Tahrir”, cuyo principal objetivo era el de conseguir la Independencia del Sahara Occidental de España por los medios pacíficos; ya por esas fechas la organización pasaba de mas de 5.000 afiliados en menos de medio año de existencia.

**********

El Principio del NACIONALISMO SAHARAUI y el fin del colonialismo Español
El 17 de junio de 1970, la Organización hizo una demostración publica organizando una manifestación-concentración en Zemla en el Aaiun, en contra de la colonización Española,que fue brutalmente reprimida por la legión Española (el primer acto de terrorismo de estado contra la población civil saharaui, años mas tarde a finales de 1975 el Gobierno marroquí invade al Sahara Occidental y comete terrorismo de estado incluyendo genocidio contra la población civil saharaui hasta la actualidad, 39 años de terrorismo de estado contra el Pueblo Saharaui).
Bassiri fue localizado y encarcelado junto a cientos de ciudadanos saharauis que estuvimos presentes en la manifestación-concentración en Zemla, oficialmente por el Gobierno de la metrópoli declararon que hubieron una decena de heridos entre los nativos y 3 muertos; los Saharauis reconocemos que hubieron más de una docena de muertos, sin contabilizar los muertos posteriores a las detenciones por las fuerzas Españolas (por ejemplo, tres días después de la encarcelación y de torturar a Bassiri, hoy parece más probable con señas y detalles de oficiales españoles que al amanecer del tercer día fue conducido a un campo de dunas próximo a el Aaiun y fusilado), amén de los deportados a las fronteras de Marruecos (que corrieron peor destino, incluyendo desapariciones y muertos por el reino de Marruecos) y en el mejor de los casos a la frontera de Mauritania; casos inauditos e inexplicables ya que la mayoría de los ciudadanos saharauis deportados a las fronteras de Marruecos y de Mauritania son españoles, según el real decreto de los años 60 que el Sahara Occidental es una “provincia española, la nº 53 del Estado Español”.
En el año 2013, una expedición de expertos en antropología de la Universidad de la Comunidad Autónoma Vasca visitaron las zonas liberadas del Sahara Occidental donde hallaron fosas comunes con cuerpos de ciudadanos saharauis con el DNI español; estos cuerpos fueron asesinados y enterados en fosas comunes por el ejercito invasor Marroquí.
El Pueblo Saharaui reconoce a Mohamed Sidi Brahim Lebssir “Bassiri” el padre de la Independencia del Sahara Occidental y uno de los primeros desaparecidos y un mártir nacional.
¡¡¡HONOR Y GLORIA ETERNA A LOS MÁRTIRES SAHARAUIS!!!
Mapa del Sahara OccidentalYo Aomar uld Sidi Abd uld Sidi Jalil uld Sidi Daud, soy uno de los cientos de supervivientes que participamos y vivimos de ese gran e inmemorable día del nacionalismo Saharaui; en la reciente historia del Sahara Occidental, echando memoria a los recuerdos ya ocurridos hace 45 años, me viene a la memoria a golpes de imágenes en color lo sucedido en las últimas horas del desenlace inesperado por los asistentes y participantes de la manifestación-concentración en Zemla. Yo contaba por esas fechas unos 12 años y era consciente de lo que estaba pasando en mi tierra; un año antes ya tenía noticias del movimiento que lideraba Bassiri, ya que la casa de mis padres era un punto de encuentro y se hablaba de esos temas.
Mi generación y la de mis hermanos mayores tomamos la decisión y éramos conscientes de la realidad del momento, de seguir las directrices del movimiento de luchar por los medios pacíficos para lograr la Independencia del Sahara Occidental de España. Unas dos semanas antes del 17 de junio, la mayoría de los habitantes del Aaiun sabíamos y estábamos informados de esta manifestación-concentración; en un principio la manifestación pacifica se iba ubicar en otra zona de la capital cerca del aeropuerto, a lo largo de las semanas se iba cambiando de zona por orden del Gobernador General del Sahara Español, hasta la definitiva que se hizo en Zemla. Esta manifestación-concentración estaba oficialmente autorizada por la gobernación del territorio, ”no nos olvidemos que por los años 70 las manifestaciones en España estaban prohibidas”. Por esos días y especialmente ese sábado 17 de junio, me estaba preparando los exámenes finales de mi curso, durante todo el día los organizadores con megafonía y caravanas de coches anunciaban la manifestación y el lugar de la concentración; al medio día del 17 de junio mi padre me autoriza a descansar de los repasos de las asignaturas y que puedo participar en la manifestación.
Cerca de mi casa pasaban cientos de coches hacia la concentración en Zemla, accedí a subirme a uno de los coches que me llevó al centro de la manifestación, donde me encontré con una gran mayoría de mis amigos y vecinos, fuimos partícipes desde el montaje de las jaimas hasta la organización de las zonas de los mitines y la distribución de los compatriotas en cada jaima, dar las charlas sobre el motivo que nos llevó a participar y a convocar una manifestación para reclamar más participación para los jóvenes saharauis en su destino para lograr la independencia pacíficamente .
Sobre las 17 y las 18 horas empieza el desenlace final e inesperado; en ese tiempo aparece la policía territorial escoltando a miembros saharauis de la yemaha, que fueron rechazados por los asistentes a la manifestación; una segunda vez se rechaza a otro grupo escoltado por la policía y la tercera vez aparece el ejercito de la legión donde nos indican que están autorizados a dispersar y a disparar con las armas a la manifestación-concentración, a todos los asistentes si no les hacemos caso; en un abrir y cerrar de ojos, empiezan a disparar en contestación a las piedras recibidas de los participantes a la manifestación -concentración en la explanada de Zemla, donde habían decenas de jaimas para tal concentración.
Los participantes al oír los disparos y sin dar credibilidad a lo que estaba pasando… entre los participantes habían niños/as, mujeres, ancianos/as, jóvenes y adultos, empezaron a buscar refugio y a huir hacia la ciudad o a otras barriadas para salvarse de las atrocidades que estaba cometiendo el ejercito de la legión española sobre la indefensa población civil Saharaui; yo personalmente fui herido desde los primeros disparos, ya que estaba enfrente de ellos y veía de primera mano lo acontecido, la brutal represión y desigual tratamiento e inesperado a la población nativa, fui herido en mi brazo izquierdo y en mi muslo de la pierna izquierda, al momento con otros compatriotas que me ayudaron a subirme a un todo terreno militar que me acercaron al hospital general de El Aaiun, estuve ingresado en una planta que el 100 por 100 de su ocupación eramos de los batidos por la legión Española en Zemla, estuve unos 30 días, los heridos teníamos de toda clase de heridas, en los brazos, espalda, estómago, piernas que se amputaron… etc. Cuando me dieron el alta médica, estuve todo el verano hasta finales de octubre yendo diariamente a presentarme al cuartel de la policía territorial y cumpliendo la presencia durante el día hasta el atardecer que volvía a mi casa; fui el más joven de los heridos por el ejército de la Legión española. Zemla marcó mi generación y nos mostró el camino a seguir para liderar la lucha a la libertad y a la Independencia del Sahara Occidental con dignidad. 45 años más tarde seguimos como el primer día, fieles a nuestra sagrada causa Saharaui, a los principios del Frente Polisario y nuestra dignidad intacta e inmaculada.
El autor, Aomar Abed Jalil, es Presidente de la comunidad saharaui en gran Canaria (ISOC). Coordinador de la coordinadora sindical canaria de apoyo al pueblo saharaui (COSCAPS).
*Fuente: SPSRASD
Compartido desde: http://piensachile.com/
Read more »