sábado, 1 de agosto de 2015

En Jerusalem no se escuchará a Aziza Brahim

“Pobre del cantor que no halle el modo de tener bien seguro su
proceder con todos”
Pablo Milanes
La cantante saharaui Aziza Brahim ha anunciado que cancela su
actuación en el “Jerusalem Sacred Music Festival Season 2015”, al que
suponemos fue invitada. Le dimos los parabienes cuando anunció su
participación y seguimos a su lado, respetando su decisión, en la que
sin duda han podido influir las críticas, e incluso llamadas al boicot
a sus actuaciones, por parte de personas destacadas del llamado
“movimiento solidario”.
No se trata ya de considerar si llevar la música saharaui al corazón
de la capital del Estado de Israel es igual a apoyar su política o por
el contrario dar a conocer allí la nuestra… Aziza no es una embajadora
de la RASD, no está en “nómina” del Ministerio de Cultura, ha logrado
sólo con su esfuerzo y su arte ser una figura internacionalmente
reconocida; es simplemente una cantante, una artista que ha sufrido el
refugio y que está comprometida con los anhelos del pueblo saharaui de
recuperar su tierra y su libertad, y así lo canta.
Aquellos que tratan de poner fronteras, censuras o territorios de
exclusión a la cultura y el arte, amparándose en ideologías, sin
pretenderlo, se alinean con los episodios mas oscuros del
totalitarismo. Si hay algo que requiere la mayor dosis de libertad es
la creación y la difusión de las obras. Si hay algo que puede restañar
las heridas de la política y la guerra es la música, como nos enseñó
Edward Said y Daniel Barenboim creando la  Orquesta West-Eastern
Divan, compuesta por jóvenes músicos árabes e israelíes tocando
juntos, armoniosamente.
Cuando supe la noticia de la actuación de Aziza en “territorio
ocupado” y vi las reacciones de la militancia y el activismo
progresista no pude evitar pensar en los saharauis que deciden
retornar, en los saharauis que hartos del refugio eterno y con la
esperanza agotada, quieren volver a vivir en su país, aunque este esté
ocupado, aunque esa decisión les prive de la ayuda humanitaria;
saharauis, que aunque sabemos que nunca entregarán su corazón a
Marruecos, sobre ellos se arroja la sombra de la sospecha y el
reproche, construida desde un perverso entramado de intereses
inconfesables que alimenta el statu quo. Como en la granja orwelliana
hemos acabado llegando a una situación en la que “unos son mas iguales
que otros”.Todos estamos sometidos al indeseable escrutinio de estos
jueces del recto comportamiento que utilizan sus clichés ideológicos y
su moralidad asamblearia para anatematizar cualquier “conducta
desviada”, cualquier salida del redil.Los saharauis, cómo Ulises,
algún día tendrán que atarse al mástil de su futuro como pueblo
soberano para no dejarse seducir por los cantos de sirena de tantos
“amigos”, que a veces confunden nuestra hospitalidad y gratitud con
otorgarles derecho de acampada ideológica.Y mientras tanto: que nadie
ose silenciar la música.
Dr.Lehdía Mohamed Dafa
Read more »

martes, 21 de julio de 2015

La irrupción de los imanes saharauis en la política en sus sermones del Fitr 2015

El 17 de julio, se celebró la fiesta del Fitr, el final del Ramadán. En los Campamentos de Refugiados Saharauis, como de costumbre, hubo rezos colectivos. En las explanadas de cada wilaya, a primera hora de la mañana, se concentraron miles de saharauis para rezar juntos y escuchar jutbat el id (sermón) del imán. El presidente Abdelaziz acudió al rezo celebrado en la wilaya de Smara.
Este año, los imanes, en cada wilaya, como si se hubieran puesto de acuerdo, han hecho sermones muy parecidos. Sermones cargados de mensajes sociales y políticos, muy poco “religiosos”…. Han denunciado todas las formas de extremismos, ya sean religiosos, tribales o políticos, llegando uno de ellos a decir que el extremismo es el “cáncer social” más grave de nuestro tiempo. Un cáncer que atenta contra la cohesión, los valores y la convivencia pacífica de nuestra sociedad. 
Han denunciado el tribalismo, recordando que el pueblo saharaui ha llegado a donde ha llegado gracias al trabajo y sacrificio de todos los saharauis y no gracias a una tribu, fracción o grupo en concreto. También, y unánimemente, han denunciado las nuevas lacras de la delincuencia, el contrabando y el consumo de drogas que hasta hace unos años prácticamente inexistentes en los Campamentos. Han hecho un llamamiento a las autoridades para poner todas sus fuerzas y recursos en la luchar contra el tráfico y consumo de drogas. “Todos y cada uno tenemos el compromiso moral de luchar contra esta lacra y cerrarle la puerta antes de que sea demasiado tarde” -enfatizó el imán Sidahmed. Nuestros valores comunitarios basados en la ayuda mutua, la espiritualidad, la caridad y el amor al prójimo están amenazados”.
Tampoco han pasado por alto en sus sermones el tema de la seguridad interna de los Campamentos. Hay que tener en cuenta que a excepción del secuestro de los cooperantes españoles en el año 2011, en los Campamentos no han circulado armas de ningún tipo, ni se han producido secuestros, asesinatos, robos con violencia o violaciones. Los imames han considerado que la principal amenaza a la seguridad la constituyen las frecuentes trifulcas entre las bandas de tráfico de drogas y de crimen organizado.
Por último han hecho la declaración mas política: un llamamiento a la lucha contra la corrupción política y económica, caracterizándola como otra de las plagas de la historia reciente saharaui. “No hay cabida entre los valores del Islam para la corrupción y tampoco la hay entre los saharauis. Este fenómeno, que condenamos, está poniendo en entredicho la credibilidad de las élites políticas ante la sociedad y las exigencias del proyecto nacional” –ha llegado a decir el imán Sidahmed.
Enlace a la noticia en la TV de la RASD
http://www.rasd.tv/index.php/video/2957/نشرة-الاخبار-17-07-2015
* * *
En el análisis político hay que resaltar que este año, los imanes, al unísono, hayan centrado, casi íntegramente, sus sermones en los graves problemas “mundanos” que afectan en estos momentos a la sociedad saharaui. Sin duda ha sido un ejercicio de responsabilidad que puede tener efectos positivos. Pero al mismo tiempo, conviene  no olvidar los peligros a futuro de un excesivo protagonismo político de los imanes, reforzado por su innegable autoridad moral frente a una clase política muy desacreditada. Muchas sociedades árabes, como todos sabemos, tienen pendiente la asignatura de trazar una nítida separación entre el Islam y el Estado. Algo que nunca conviene perder de vista.
Lehdía Mohamed Dafa
18 julio 2015
Read more »

lunes, 6 de julio de 2015

¡No al trato corrupto de los aduaneros argelinos hacia nosotros los saharauis!

Moulud Yeslem*
“He dicho a los franceses que yo no presiono a mis hermanos saharauis, aunque sí les puedo aconsejar”, así afirmó Houare Bomedien el líder y presidente de la república de Argelia, en un discurso ante el parlamento argelino, con motivo de la liberación de los presos franceses que estaban en manos del Frente Polisario en 1978.
Hoy, 37 años después sigo convencido de que las relaciones de hermandad siguen uniendo a los dos pueblos. De eso no tenemos dudas, pero no escribo sobre esa relación, sino sobre cosas que ocurren diariamente entre ciudadanos saharauis y autoridades argelinas, o por lo menos con los agentes de policía y aduana de los puestos fronterizos, como el puerto de Ghazauet.
La mayoría de estos agentes que trabajan en este puerto, son personas corruptas; personas que han olvidado los principios de la revolución argelina y que con su egoísmo están creando un orden específicamente para saharauis, un orden para desgastar a los saharauis.
Un ejemplo es el que vivimos días atrás. Desde que el barco en el que viajábamos fondeó en territorio argelino, el mecanismo se puso en marcha. Hubo un confuso movimiento de policías y aduaneros que buscaban coches saharauis, vehículos que los mandan a una fila, será la última fila en salir. Es la fila en la que se practica el abuso de autoridad.
Imaginad que para sellarte la entrada en el pasaporte debes entregar 20 euros al policía que te ponga el sello y otros 60 euros para los agentes de aduana, es todo un negocio en el cual todos los saharauis están obligados a formar parte. Durante las tres horas que duró el desembarque, posiblemente la máquina de la corrupción recaudó más de dos mil euros, solo de impuestos ilegales a saharauis.
En nuestro caso nos rebelamos contra este sistema de corrupción. Nos negamos a formar parte de este mecanismo y como consecuencia, los aduaneros del puerto nos tendieron una trampa en medio del desierto. Lo hicieron en coordinación con otros agentes de aduana, posiblemente otros agentes corruptos.
Me recuerda la carrera entre la liebre y la tortuga, nos dejaron salir del puerto y nos detuvieron a unos 300 kilómetros, para meternos otra vez más en el sistema de corrupción. Nos negamos otra vez. En la inspección aduanera en el puerto de Ghazauet, no nos dijeron nada, especialmente en relación a unos discos duros de ordenador que portábamos, sin embargo en Mechría nos los requisaron, también el coche, los pasaportes y nos presentaron ante un fiscal de Estado, como acusados por contrabando de material de fabricación extranjera: es decir, los discos duros.
Nosotros, solo queríamos pasar unos días con la familia, traíamos ropa, zapatos, comida y otros regalos. Mi hermano había dejado sus ocho hijos en Francia, quería pasar con su madre unas dos semana. Yo venía para terminar el rodaje de un documental y desde el primer día de la detención hasta ahora, estamos llevando a cabo una protesta ante el tribunal de Mechria, por la injusticia cometida contra nosotros y la violación de nuestros derechos fundamentales.
Y hasta que no termine la investigación del contenido de los discos duros, nuestra libertad es condicionada a una firma los miércoles en los juzgados, nuestras familias separadas y dispersas entre Francia, España, Argelia y los campamentos saharauis de Tindouf. Nuestro trabajo en pausa, si no se ha perdido, y los jueces de investigación de vacaciones, los que investigan los discos duros en Ramadán y las autoridades saharauis como si nunca hubieran existido.
Es decepcionante que pase esto a un saharaui en Argelia, pero bueno. Lo único que podemos hacer nosotros es escribir estas líneas para describir lo que pasa, así es cómo empezó todo esto. Ahora prefiero pensar que solo es un sueño y que mañana será otro día. Prefiero recordar las palabras de Houare Bomedien: “He dicho a los franceses que yo no presiono a mis hermanos saharauis, aunque sí les puedo aconsejar”. Prefiero la Argelia de Bomedien y no la Argelia de los policías y los aduaneros corruptos del puerto de Ghazauet.
*Moulud Yeslem (Auserd, Sahara Occidental, 1977) es artista, activista saharaui y actor.
Read more »

viernes, 26 de junio de 2015

Tekber Haddi denuncia el asesinato de su hijo por parte de Marruecos ante el Consejo de DDHH en Ginebra

MOHAMED HALLAB/MOHAMED SALEM ABDI
GINEBRA/SEVILLA
Las labores de la delegación saharaui no cesan en esta 29 sesión del Consejo de los DDHH (perteneciente este organismo a la ONU) que estos días está teniendo lugar en Ginebra. Esta representación de saharauis sigue luchando por dar a conocer su justa causa y las barbaries que lleva a cabo Marruecos en los Territorios Ocupados del Sahara Occidental.
Como viene siendo habitual en la sesión plenaria ha tenido lugar la presentación de informes (de temáticas específicas relacionadas con los DDHH) por parte de los relatores especiales. La cuestión saharaui pocas veces falta en los debates interactivos que el pleno lleva a cabo tras la presentación de estos informes. El entre Marruecos y el Frente Polisario por la soberanía del Sahara Occidental tampoco falta en los talleres que se organizan paralelamente a las comparecencias y debates de la sesión plenaria.
La estrella de la jornada ha sido Tekber Haddi (madre del mártir Mohamed Lamin Haidala) que no ha querido perder la ocasión para denunciar la postura marroquí ante la desaparición de su hijo. Recién salida de una larga huelga de hambre, afirma encontrarse con fuerza para seguir denunciando las hostilidades marroquíes en las ciudades del Sahara Ocupado. Tekber ha participado en un taller que analizaba la situación de los DDHH en el Sahara Occidental. La madre saharaui ha expuesto las circunstancias de la desaparición de su hijo y las razones que le han llevado a la huelga de hambre en España. Tekber Haddi pide que se presione al Estado marroquí para que se conozca la verdad sobre la muerte de su hijo.
En el mismo panel Laala Yahdhih, en nombre de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis (UNMS), ha explicado las difíciles condiciones que ha soportado la mujer saharaui en la lucha por la liberación nacional. Laala asegura que las saharauis en los Territorios Ocupados son víctimas de violaciones continuas contra sus derechos más fundamentales. Pero según esta saharaui las otras perjudicadas son las que viven en los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia) que tienen que luchar contra las duras condiciones de la región y esperar separadas de sus familiares y alejadas de su tierra.
La cuestión saharaui ha tenido también especial importancia en el  panel que trataba la autodeterminación de los pueblos y en Hafdala Chadad fue uno de los ponentes. Junto a él expertos en la materia como el estadounidense (de origen cubano) Alfred de Zayas.
En este panel Hafdala culpa indirectamente a la ONU y a España de las violaciones de los DDHH en el Sahara Occidental. Según este abogado las Naciones Unidas es culpable por no organizar el referéndum que le dé a los saharauis la oportunidad de elegir su futuro. Por otra parte España, porque a efectos jurídicos sigue siendo la potencia administradora del Sahara Occidental.


Read more »

jueves, 25 de junio de 2015

La indiferencia de las Garzas

El alcantarillado de las viejas casas hexagonales vomitaba sin pausa las aguas residuales en una charca. Las antiguas construcciones parecían, a lo lejos e inmersas en la obscuridad de la noche, bravos jinetes ataviados con mantos negros que contemplaban una batalla que se libraba en un tiempo ya muerto.
No muy lejos del lugar se respiraba en el aire del norte olor a pólvora recién quemada. El viento asolaba con fuerza los débiles juncos morados de la  charca de las Colominas. El lugar predilecto de las hermosas garzas de cuellos elegantes y largos. Las extraordinarias aves meneaban con gracia el cuerpo y alas en gratitud a las vastas tierras  saharianas, a la espera del inicio del ritual viaje migratorio hacia los confines del cálido continente, ajenas a todo.
Las azoteas de las barriadas colindantes se inclinaban hacia dentro a falta de balcones, y la luz lúgubre no invitaba a paisano alguno a recorrer las calles de El Aaiún nuevamente.
Ni el arrullo de las palomas y tórtolas de procedencia canaria se percibía en el silencio de la soledad que invadía el lugar.
Aquella noche de comienzos de otoño se prolongó más de lo que debía. Y muchos ciudadanos desearon en sus rezos que no amaneciese el día. No querían ver una bandera extraña alzándose en sus plazas y en sus aldeas. Otros, por contra, se quedaron acurrucados en sueños delirantes que invocaban los estallidos del inicio de la contienda.
Las aguas de la charca rebullían inquietas, anunciando un mal augurio que se iba perfilando en el más absoluto silencio.
Los habitantes de la ciudad sentían con angustia lo que se urdía a hurtadillas, sin juicio ni razón que lo amparara. Entretanto, la villa dormía al pie de los tambores que tanto detestaba.
Al engaño de los gobernantes de aquellos melancólicos tiempos de cambios atmosféricos, se sumarían los medios de comunicación. En verdad, era una espiral de traición colonial sin precedentes. Fue así con una verdadera conjura de prejuicios con la que se ultimó la ignominiosa acción contra las tierras del desierto, contra sus gentes.
M.M.Fakal-la.
Read more »

Palestina y el Sáhara Occidental: dos conflictos abiertos ante la mirada esquiva de la comunidad internacional

Estefanía Torres (@etorrespodemos) *

Takbar Haddi, hace una semanas en el Parlamento Europeo denunciando el caso del asesinato de su hijo por la policía de ocupación marroquí. / CP
Takbar Haddi, hace una semanas en el Parlamento Europeo denunciando el caso del asesinato de su hijo por la policía de ocupación marroquí. / CP
24-6-15
Hace solo unos días, recibimos la noticia del empeoramiento de la salud de Takbar HaddiLa huelga de hambre que llevaba siguiendo desde hace 36 días la hizo caer hospitalizada. Conocí a Takbar hace unas cuantas semanas en Estrasburgo. Vino a contarnos su historia, tan llena de humanidad como de cruel realidad. Ya se encontraba algo débil porque, entonces, llevaba unos cuantos días sin comer. A pesar de ello, tuvo la fortaleza de viajar desde Gran Canaria hasta el Parlamento Europeo para clamar, de nuevo, decencia y dignidad. Takbar es de carácter duro, fortalecido si cabe aún más por las vicisitudes propias de haber nacido en el Sáhara.
Perdió a su hijo no hace mucho tiempo, en febrero de este mismo año. Aunque, la verdad, para hablar con mayor rigor y apego a la verdad: en realidad, a su hijo se lo robaron. Haidalla tenía 21 años, era un activista, defensor de los derechos humanos, también saharaui, a quien algunos colonos marroquíes tenían entre ceja y ceja desde hacía tiempo por su mala costumbre de desobedecer frente a la injusticia, por tener la insoportable manía de no callarse y por ser un rebelde con causa. Fue agredido de manera brutal en el barrio Casa Piedra de la capital saharaui. Paso una semana de hospital en hospital pernoctando incluso en los calabozos de la comisaria de policía y, finalmente, murió en El Agadir. Una tortura total que no finaliza puesto que Takbar se niega a enterrar a su hijo sin una autopsia legal e independiente que certifique fehacientemente cuales han sido las circunstancias en las que han matado a Haidalla.
Nos lo dijo con toda la firmeza, a pesar de la debilidad física que ya presentaba cuando estuvo en Estrasburgo, nos lo repitió varias veces: “no dejaré la huelga de hambre, no tengo nada que perder, han matado a mi hijo y solo quiero justicia, aunque la vida se me vaya en el intento, estoy dispuesta a perderla”. Una madre, como cualquier otra, que solo exige lo que por derecho le pertenece. Tal vez para entenderla sea necesario sentir esa alta protección hacia otro ser que solo sienten quienes han regalado vida. Pero, la verdad, es que cualquiera con dos dedos de frente es capaz de aplicar todo el sentido común a lo que sucede. Porque, por desgracia, aunque el caso de Takbar haya visto la luz, no es el único que se ha dado entre la población saharaui. En un lugar donde la injusticia es el pan de cada día y en el que la esperanza por vivir con dignidad es tremendamente débil, lo más normal es que sucedan cosas como esta que pasen desapercibidas para el resto del mundo.
El pueblo palestino y el pueblo saharaui son los grandes olvidados por la comunidad internacional. Dos pueblos que viven en condiciones infrahumanas, cuyo acceso a agua potable o a electricidad es limitado y cuya gente es perseguida con todo el peso de aquella ley que parece que solo existe para dar caza a los buenos. De ambas situaciones es corresponsable el gobierno español. Aunque con el pueblo saharaui la responsabilidad adquiere cotas altísimas. Nuestra deuda con el Sáhara Occidental es histórica y se debe, fundamentalmente, a la enorme cobardía que nuestros dícese representantes públicos siempre han mantenido en las relaciones con Marruecos al hablar de la población del Sáhara.
Takbar ya no va a recuperar la vida de su hijo. Eso es físicamente imposible. Pero ella sigue luchando para que la muerte de este joven no haya sido en vano. Lucha por su pueblo. No ya solo por conocer la verdad de la muerte de Mohamed, sino porque esa verdad sirva para que mañana el Sáhara sea libre, para que se celebre ese referéndum tanto tiempo prometido y nunca celebrado, para que este pueblo, que resiste a las embestidas recibidas por la falta de respeto de la comunidad internacional, pueda decidir su destino.
Aunque en esta ocasión nos vamos a Gaza, tengo a Takbar continuamente en el pensamiento. A Takbar, a Mohamed, a todas las personas que viven en el Sáhara, al pueblo saharaui, porque sé que ir a Gaza implica aportar mayor dosis de energía y de lucha por la libertad a nuestro pueblo hermano saharaui. Deseo con todo mi corazón que esta energía sea capaz de atravesar el Mediterráneo y superar las fronteras impuestas. Deseo que el pequeño grano de arena de este esfuerzo colectivo de la flotilla Rumbo a Gaza le sirve también al Sáhara. El mañana está más cerca. Sahara libre. Palestina vencerá.
(*) Estefanía Torres es eurodiputada de Podemos.
Fuente: http://www.cuartopoder.es/
Read more »

martes, 23 de junio de 2015

La situación de los presos políticos saharauis reabre los debates en la sesión del Consejo de DDHH.

MOHAMED SALEM ABDI
GINEBRA 22 6 2015
El grupo saharaui ha vivido la jornada más intensa desde que echase a andar la sesión del Consejo de DDHH. De esta forma los saharauis incrementan su participación en la sesión para vislumbrar las violaciones de Marruecos a los civiles saharauis en los Territorios Ocupados del Sahara Occidental. También se ha recordado a los presos de Gdaim Izik, condenados a cadena perpetua. El pleno ha visto una de las mejores entradas siendo uno de los temas tratados el terrorismo.
La delegación saharaui ha comenzado la segunda semana de la sesión del Consejo de DDHH con una intensidad pasmosa. El reto no era otro que aparecer tres veces ante la sesión plenaria y colaborar en la organización de un taller vinculado a la libertad de expresión. Pero había que ir paso a paso.
El primer paso fue llamar la atención de un Pleno casi lleno. Precisamente de eso se encargó Hafdala Chadad, miembro de la Comisión Nacional Saharaui de DDHH (CONASADH), recordando a los condenados de Gdaim Izik. ”En estos días se cumplirán más de 1600 días de la encarcelación de 22 saharauis que han sido condenados injustamente por un tribunal marroquí” dijo Hafdala en su intervención. Después de poner a los asistentes al tanto de las actuaciones marroquíes en el Sahara Occidental, el jurista pro DDHH denunció la pérdida de la credibilidad de las Naciones Unidas alegando que ésta es testigo de violaciones de DDHH diarias y no hace nada.
En la sesión vespertina sería de nuevo Hafdala Chadad quien alegara  “que no se trata de la violación de los DDHH de un pueblo por su propio gobierno sino por un gobierno ajeno”. Chadad pidió a Marruecos “que mate al hambre en Marruecos y no mate al hombre en los Territorios Ocupados del Sahara Occidental”. En las palabras de Hafdala no ha faltado una mención del caso de Tekber Haddi, invitando a las autoridades marroquíes a que colaboren con esta madre que busca el esclarecimiento de las  casusas que han llevado a su hijo a la muerte.
Ali Buzaid, miembro de Afapredesa,  era el siguiente en dirigirse a la sesión plenaria para denunciar las barreras puestas por Marruecos para impedir el acceso de organizaciones internacionales a la sociedad civil saharaui. “Durante la visita de una delegación enviada por el Alto Comisario para los DDHH, algunos saharauis fueron agredidos por las fuerzas de ocupación marroquíes, solo por el hecho de reunirse con esta delegación” afirmó Buzaid. El refugiado saharaui aseguró que entre las víctimas a estas agresiones figura Hamad Annasiri quien tenía pendiente participar en esta sesión. Ali solicitó a las Naciones Unidas que lleve a cabo la protección de los testigos saharauis que denuncien las violaciones de DDHH.
Justo después de la intervención de Ali Buzaid tenía lugar un taller para analizar el respeto de los DDHH en Marruecos y en el que nuestra delegación jugó un papel crucial. Malaainin El Ouali, miembro de la Asociación de Víctimas de Graves Violaciones de DDHH Cometidas por el Estado Marroquí  (ASVDH) y el célebre periodista marroquí Ali Lemrabet fueron los protagonistas del panel. Lemrabet expuso con detalle la guerra que mantiene con el estado marroquí por la libertad de expresión. También analizó el tratamiento del conflicto saharaui por parte de la prensa y política marroquí.  Por su parte el activista saharaui habló de los altos costes que pagan los saharauis por pedir su derecho a la autodeterminación en las calles de las ciudades ocupadas saharauis. El Ouali proyectó (en video) un mensaje del periodista saharaui Mahmud Lhaisan quien mantiene otra guerra con la ocupación marroquí por contar al pueblo saharaui mediante RASD TV los acontecimientos desde las zonas ocupadas.
Además la nuestra delegación  asistió a otro taller sobre la violencia contra las mujeres el cual fue organizado por Argelia, EE UU y la Unión Africana. Y ya solo era cuestión de recoger los frutos. Los adversarios (que han estado al tanto de todas las actividades saharauis) han visto sus argumentos desmontados uno por uno. Ya era tiempo para desayunar y preparar la batalla del día siguiente. “batalla a batalla se ganan las guerras”. 

Read more »

ZP, cómplice de la ocupación del Sáhara Occidental



Fito Álvarez Tombo
Ponteareas
14.06.2015 | 04:55


El expresidente José L. Rodríguez Zapatero acudió este pasado mes de mayo a un festival organizado por Marruecos en Tan-Tan, el "Moussem de Tan-Tan", festival que pretende ensalzar la marroquineidad del Sáhara Occidental, en su vano intento de legitimar su presencia en este territorio, violando las resoluciones de la ONU y desoyendo los consejos del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya, que el 16 de octubre de 1975 ya había confirmado que el Sáhara Occidental nunca había tenido ningún tipo de relación territorial con el Reino de Marruecos.

Ya el pasado marzo, Zapatero acudió a un foro, el "Crans Montana", que se desarrolló en la ciudad "ocupada" saharaui de Dajla, antigua Villa Cisneros. Dicho foro fue vetado por multitud de organismos internacionales como la Unión Africana (que llegó a solicitar la cancelación del mismo), Parlamento Panafricano, la ONU, Unión Europea y Unesco, y varios países que declinaron enviar delegaciones a este foro. El propio gobierno español mostró su malestar por medio de su ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ya que esta visita en palabras del propio ministro "suponía de apartarse de la estricta neutralidad de España en el conflicto del Sáhara".

Zapatero con su asistencia a estos actos no hace otra cosa que convertirse en cómplice de la ilegal ocupación del Sáhara Occidental por Marruecos, y en consecuencia cómplice de las numerosas violaciones de los Derechos Humanos que a diario sufre la población civil saharaui en los territorios ocupados del Sáhara Occidental. Ha conseguido el deshonroso récord de convertirse en el expresidente que más veces ha viajado a Marruecos, tan solo en los últimos cinco meses ha sido invitado en tres ocasiones a eventos controvertidos.

El expresidente, incluso, ha llegado a declararse públicamente amigo "amigo" de Marruecos, país que acaba de sufrir un fuerte varapalo con el último informe sobre derechos humanos presentado recientemente por Amnistía internacional, en el que denuncia 173 casos de torturas y malos tratos cometidos en el propio país y en el Sáhara Occidental en los últimos cuatro años.

Mientras Zapatero se entretiene con sus visitas a las pantomimas organizadas por el régimen marroquí, TakbarHaddi, madre coraje saharaui, se consume en su huelga de hambre pidiendo justicia para su hijo asesinado por colonos marroquíes, con la complicidad de las fuerzas de ocupación y decenas de presos políticos saharauis sufren las inhumanas condiciones de vida de las cárceles marroquíes, culpables del "delito" de pedir la libertad de su pueblo.

No se puede uno llenar la boca con declaraciones a favor de la "alianza de civilizaciones" y luego dar la espalda a miles y miles de ciudadanos saharauis expulsados de su tierra o sobreviviendo bajo la ocupación.

La necesidad de seguir sintiéndose influyente ha hecho a José Luis Rodríguez Zapatero buscar cobijo bajo la capa de la dinastía alauita, experta en dar aliento a personalidades venidas a menos y con ansias de notoriedad.

El hombre por naturaleza necesita relacionarse con los demás, pero la desesperación de algunos hace que esta necesidad se convierta en una obsesión, perdiendo con ello toda capacidad para saber escoger con quien te relacionas y no sabiendo valorar las consecuencias que esto conlleva.

Dicen que "el tiempo da y quita razones", algún día José Luis Rodríguez Zapatero tendrá que explicar por qué escogió ponerse del lado del opresor dando la espalda al oprimido.
Read more »

La delegación saharaui en Ginebra pide al presidente del Consejo que intervenga en el caso de Annasiri

MOHAMED SALEM ABDI
GINEBRA  19 6 2015
La sesión del Consejo de DDHH prosigue su curso y los saharauis cosechan importantes avances para dar a conocer la situación del pueblo saharaui. La delegación saharaui ha asistido a varios talleres en los que ha podido intervenir para denunciar las políticas de Marruecos en el Sahara Occidental. El presidente del Consejo de DDHH se ha comprometido a investigar el caso del ausente Annasiri.
La delegación saharaui ha manifestado su malestar por la ausencia del activista saharaui Hamad Annasiri, después de haber éste conseguido los permisos oportunos para estar en Ginebra. Estas quejas se han traslado directamente al presidente del Consejo de DDHH Joachin Rucker quien dijo estar dispuesto a conocer en profundidad el caso para tomar las decisiones oportunas.
Por otra parte los representantes saharauis han participado activamente en el taller sobre tecnología y DDHH. Nuestra delegación asegura que las nuevas tecnologías han supuesto un gran avance para que se conozcan las torturas marroquíes en el Sahara Occidental. “Antes de las nuevas tecnologías estábamos en la oscuridad pero ahora hemos pasado a la luz y esto ha obligado a los marroquíes a reducir sus torturas por miedo a que sean difundidas por internet” asegura un miembro de nuestra delegación. Éste afirma que las tecnologías de la información y de la comunicación (tic) podrían haber facilitado el espionaje a los activistas pro DDHH.
La sesión plenaria ha proseguido con la presentación de informes por parte de los relatores especiales. El relator espacial sobre el derecho a la educación ha puesto en  valor los esfuerzos de Argelia para mantener una enseñanza gratuita en todos los niveles. También se ha presentado un informe sobre ejecuciones extrajudiciales y sumarias que ha tenido bastante acogida.

Read more »