viernes, 30 de enero de 2015

Sahara Occidental: ¿ha tomado el Polisario el control de La Güera?

Carlos Ruiz Miguel
La publicación saharaui independiente "Futuro Saharaui" anunciaba el día 11 que el Frente Polisario tomaba el control de La Güera. Si esta información se confirma, estaremos ante uno de los acontecimientos más importantes acaecido en el Sahara Occidental desde la aprobación del Plan de Arreglo o la presentación del Plan Baker. La Güera es un pequeño puerto en la costa atlántica, la localidad más meridional del Sahara Occidental y se halla en la parte del Territorio que en 1976 quedó asignada a Mauritania. En 1979 Mauritania firmó un acuerdo con el Frente Polisario renunciando al Sahara Occidental pero manteniendo el control de La Güera. Hasta hoy, si esta información, verosímil, se confirma como cierta.@Desdelatlantico.
I. ANTECEDENTES (I): LA PARTICIÓN DEL SAHARA OCCIDENTAL ENTRE MARRUECOS Y MAURITANIA EN 1976.
Para entender la importancia del hecho, si se confirma como cierto, es necesario ofrecer el contexto del mismo. Después de que España abandonara el Sahara Occidental el 26 de febrero de 1976 y concluyera la "administración temporal tripartita" creada en los acuerdos de Madrid de 14 de noviembre de 1975 (en vigor desde el 19 de noviembre de 1975), Marruecos y Mauritania procedieron a repartirse el Sahara Occidental. En el acuerdo de Rabat de 14 de abril de 1976 Marruecos y Mauritania acordaron la frontera que separaría ambos Estados y que se fijaba en el Sahara Occidental, dividiendo el territorio en dos partes, la norte (donde están El Aaiún, Bojador y Smara) para Marruecos y la sur (donde están Villa Cisneros, Auserd y La Güera) para Mauritania.
Este acuerdo es muy importante porque significa que Marruecos, en un tratado internacional, ha afirmado solemnemente que la zona sur del Sahara Occidental NO FORMA PARTE DE LA "INTEGRIDAD TERRITORIAL" DE MARRUECOS.
La Güera está en la zona sur que quedó en manos de Mauritania en 1976.
II. ANTECEDENTES (II): EL ACUERDO DE PAZ ENTRE MAURITANIA Y EL F. POLISARIO Y LA CLÁUSULA SECRETA SOBRE LA GÜERA
Como es sabido, desde que Marruecos y Mauritania invadieran el Sahara Occidental en 1975, aun antes del abandono de España, el Frente Polisario inició una guerra contra los ocupantes. Precisamente una de las batallas más importantes entre el Frente Polisario y Mauritania, en la etapa inicial de la guerra se libró en La Güera el 9 de diciembre de 1975. El ejército saharaui terminó imponiéndose al mauritano, a pesar de que incluso Francia se implicó directamente en la guerra del Sahara enviando su aviación a bombardear a los saharauis. Finalmente, en Argel, el día 10 de agosto de 1979, Mauritania y el Frente Polisario firmaron un acuerdo de paz. En virtud de ese acuerdo, Mauritania anuncia que abandona su pretensión de anexionarse la parte sur del Sahara Occidental que le correspondió en el reparto hecho en el acuerdo de Rabat de 14 de abril de 1976. Inmediatamente, las tropas marroquíes deciden ocupar la parte sur del Sahara Occidental que el propio Marruecos había reconocido que no formaba parte del territorio de su Estado y el 14 de agosto ocupan Villa Cisneros (Dajla).
Tras la ocupación marroquí de la parte sur del Sahara Occidental, el primer ministro de Mauritania emitió una nota oficial el mismo día 14 de agosto condenando la invasión marroquí de la región sur del Sahara Occidental y aceptando las fronteras internacionalmente reconocidas, esto es, la integridad territorial del Sahara Occidental.
La Asamblea General de las Naciones Unidas, por su parte, también condenó la invasión marroquí de esta parte sur del Sahara Occidental en su resolución 34/37, de 21 de noviembre de 1979.
Ahora bien, Mauritania se retiró de todo el Sahara Occidental... excepto de La Güera.
En Argel, junto al acuerdo público, se incluyó una cláusula secreta en virtud de la cual, aunque Mauritania no se anexionaba esa pequeña parte del territorio saharaui, la misma quedaba bajo su control, de suerte que el Frente Polisario renunciaba a realizar actividades militares en esa zona y los saharauis no se establecerían en la misma. La Güera quedó así convertida en una ciudad fantasma junto al mar que iba siendo enterrada por la arena.
El interés de Mauritania se explica porque La Güera está apenas a 15 kilómetros del puerto mauritano más importante, Nuadibú. Mauritania tenía un interés evidente en que esa zona no se viera envuelta en la guerra, y el Frente Polisario accedió a ello.
III. MAURITANIA Y EL FRENTE POLISARIO REVISAN EN 2015 EL ESTATUTO PACTADO PARA LA GÜERA EN 1979.
Si la información de "Futuro Saharaui" es cierta, y lo parece, Mauritania y el Frente Polisario han revisado su acuerdo de 1979 y después de 35 años el Frente Polisario ha compartido el control de La Güera con el Ejército mauritano. Es la primera vez desde hace muchos años que tropas saharauis vuelven a la costa atlántica. La información de "Futuro Saharaui" se publicó, como se ha dicho, el día 11 de enero en su página web. De acuerdo con esta publicación, se ha visto un convoy del ejército saharaui compuesto por 20 Toyotas dirigirse a La Güera. De acuerdo con "Futuro Saharaui", las dos partes, saharaui y mauritana, están llevando a cabo esta operación de forma muy discreta y están desarrollando patrullas conjuntas en la zona.
La península de La Güera no está de la línea sur del muro de división del Sahara Occidental construido por Marruecos entre 1981 y 1987. En esa línea del muro se halla el paso de Guerguerat, el único punto oficialmente abierto del muro. Pero entre Guerguerat y el territorio mauritano hay una zona minada y abandonada, a la que llaman "Kandahar": un lugar de tránsito de numerosos tráficos ilegales. De ahí que las patrullas conjuntas saharaui-mauritanas, según "Futuro Saharaui" tengan el objetivo de garantizar la seguridad de esa región.
IV. LA PRENSA DEL MAJZEN DESMIENTE LA NOTICIA DE "FUTURO SAHARAUI" CON ARGUMENTOS FALSOS
La noticia publicada por "Futuro Saharaui" causó un gran impacto en medios marroquíes. De entre ellos, el medio más cercano al núcleo del majzen, "le360.ma", publicó al día siguiente, 12 de enero, un artículo con la firma de Khalid Mesfioui, donde se pretendía desmentir esta información.
El problema es que el "argumento" ofrecido para desmentir esta noticia es rigurosamente falso. En efecto, "le360" dice:
Cette information est complètement infondée. La ville de La Güera est sous contrôle marocain. Les FAR y sont présents et aucun accrochage armé n’a été enregistré dans cette région», confie à Le360 une source sûre
TRADUCIDO:
Esta información (de "Futuro Saharaui") es completamente infundada. La ciudad de La Güera está bajo control marroquí. Las Fuerzas Armadas Reales están allí presentes y no ha habido ningún enfrentamiento armado en esa región, dice a Le360 una fuente fiable
El problema es que La Güera, desde hace más de 35 años NO está bajo "control marroquí" ni están allí presentes las "Fuerzas Armadas Reales".
Por tanto, un supuesto desmentido con tantas mentiras contribuye a dar credibilidad a lo que se pretende desmentir.
V. LA GÜERA, FUERA DE LA ZONA REGULADA POR LOS ACUERDOS MILITARES ENTRE MARRUECOS Y EL FRENTE POLISARIO
Si la información de "Futuro Saharaui" se confirma, la presencia militar saharaui en La Güera no puede ser objeto de ninguna protesta por parte de Marruecos. Los acuerdos militares firmados entre Marruecos y el Frente Polisario delimitan una serie de zonas en las que se restringen las actividades militares.
La Güera queda fuera de las zonas previstas en los mismos, lo que significa que el Frente Polisario tendría libertad de actuación en esta ciudad.
Así se puede ver en este mapa

VI. CONSECUENCIAS DE ESTE EVENTUAL ACONTECIMIENTO
Si este acontecimiento se confirma las consecuencias para la evolución del conflicto del Sahara Occidental pueden ser de extraordinaria trascendencia. Para empezar, conviene recordar que ya en época española La Güera fue un pequeño puerto en una zona rica en pesca. Además está a sólo 15 kilómetros de la capital económica de Mauritania, Nuadibú.
El eventual control saharaui de La Güera obligaría, de entrada, a replantearse la pesca en las aguas saharauis de esa costa.
La eventual repoblación de esta ciudad tendría, igualmente, unas consecuencias de largo alcance.
Quedamos, en consecuencia, pendientes de que esta información se confirme definitivamente o se desmienta.
POST-DATA
Seis días después de que "Futuro Saharaui" publicara esta noticia, el día 17 de enero la agencia oficial saharaui de noticias, SPS, publica un desmentido de la misma. Según el texto de la SPS:
El Ministro de Defensa en el gobierno de la RASD, Sr. Mohamed Lamìn Buhali ha desmentido este sàbado el despliegue de tropas saharauis en la regiòn saharaui de La Güera y ha descartado la adopciòn de este tipo medidas en este momento debido a la sòlida coordinaciòn entre las autoridades saharauis y mauritanas.
El Ministro de la Guerra en el gobierno saharaui en declaraciones concedidas a SPS dijo que Defensa saharaui ha organizado hace dos semanas patrullas militares a lo largo del muro de la vergüenza para evitar la entrada y trànsito de drogas procedentes de Marruecos por constituir una fuente de constante amenaza y un peligro para la seguridad y estabilidad de la región
Sin embargo, fuentes, a mi juicio de plena fiabilidad, tras publicarse el artículo de este blog, me afirman que lo que se dijo por Futuro Saharaui es cierto.
FUENTES : http://blogs.periodistadigital.com
Read more »

EL EJÉRCITO SAHARAUI INTERCEPTA IMPORTANTE CANTIDAD DE DROGA PROCEDENTE DE MARRUECOS CON DESTINO A LOS CAMPAMENTOS DE REFUGIADOS

00028.MTS_snapshot_00.01_[2015.01.30_16.34.25]
30 de enero, 2015 – PORUNSAHARALIBRE (http://porunsaharalibre.org/)
En la última operación llevada a cabo por la 5ta región militar, el ejército saharaui interceptó un vehículo 4×4 marca Toyota modelo Land-Cruiser transportando  una importante cantidad de droga con destino a los campamentos de refugiados saharauis y las vecinas ciudades argelinas, principalmente Tinduf.
La cantidad interceptada supera los 120 kg y los productores y distribuidores hacen uso de las iniciales M6,  abreviatura del nombre del monarca marroquí Mohamed sexto.
En declaraciones a la televisión saharaui los responsables al frente de esta operación han asegurado que los detenidos se encuentran bajo investigación, con el objetivo de recabar información sobre las nuevas técnicas y rutas de las bandas del crimen organizado.
El ejército saharaui, en especial los guarda fronteras,  prestan especial atención y esfuerzo a las inmediaciones del muro militar de la ocupación marroquí  ya que atreves de él y con la complicidad de los altos mandos marroquíes las bandas del narcotráfico circulan  a sus anchas para dar salida a este producto que sostiene la economía de marruecos, primer productor del mundo según las naciones unidas.
El régimen marroquí está empeñado  hacer llegar este producto a los campamentos de refugiados con el objetivo establecer el desorden y la inseguridad.
4532
Read more »

El informe anual de HRW afirma que Marruecos impone el asedio sobre los territorios ocupados y prohíbe la entrada de observadores

-Human Rights Watch reveló este jueves que el régimen marroquí sigue manteniendo su bloqueo sobre los territorios ocupados del Sáhara Occidental y prohibe que los observadores internacionales vean la realidad de la situación en ese territorio ocupado por Marruecos.
 
 
Human Rights Watch en su informe 2015  hecho público hoy subrayó que el régimen marroquí practica restricciones y prohibiciones sobre las actividades de las organizaciones saharauis de derechos humanos.
 
 
El informe subrayó que más de cuarenta observadores internacionales fueron expulsados o impedidos de entrar en el Sáhara Occidental y de entrevistarse con civiles saharauis para comprobar la situación de los derechos humanos en el territorio.
.
La organización condenó el comportamiento marroquí considerándolo como contrario a los esfuerzos internacionales que reclaman  la apertura del territorio del Sahara Occidental ante  los observadores y los medios de comunicación.
 
 
El informe destacó que “los tribunales encarcelaron a manifestantes y disidentes basándose en leyes represivas de la libertad de expresión y juicios injustos”contra cientos de saharauis que fueron obligados a hacer confesiones bajo tortura y enviados a prisión por participar en manifestaciones que exigen la autodeterminación
 
 En cuanto al juicio contra civiles saharauis por sus posiciones políticas, prosiguieron los tribunales procesando a saharauis , como es el caso de  Embarek Daoudi, el activista saharaui que está detenido desde septiembre de 2013 en espera de un juicio militar, además de “otros civiles han sido sentenciados por tribunales militares en los últimos años, incluidos 22 saharauis condenados por el caso del campamento de protesta “Gdeim Izik” de 2013, están cumpliendo largas penas de prisión”, señala el informe.
 
 
Según el informe a partir de julio de 2014, “las autoridades marroquíes prohibieron decenas de reuniones pacíficas privadas y públicas organizadas por diversas asociaciones marroquíes de derechos humanos, revirtiendo una tolerancia de muchos años de este tipo de reuniones”.
 
“Las autoridades marroquíes también denegaron el reconocimiento legal a grupos de derechos humanos tanto nuevos como establecidos”,  añadiendo que “en el Sáhara Occidental, la policía prohibió todas las reuniones públicas consideradas hostiles al control de Marruecos sobre ese territorio disputado”.
El informe destaca que a pesar de más de cinco años desde el encarcelamiento del grupo de Gdeim Izik, el régimen marroquí sigue rechazando la investigación exigida por muchas organizaciones internacionales en relación a las  torturas  cometidas contra los miembros del grupo.
 
El informe anual de HRW ha lamentado el hecho de que por tercera vez consecutiva  el Consejo de Seguridad no logra incluir la vigilancia de los derechos humanos en el Sahara Occidental en el mandato de la MINURSO a causa de la oposición de Marruecos.(SPS)
Read more »

jueves, 29 de enero de 2015

Descubren tres nuevas fosas comunes de desaparecidos saharauis



Seis cadáveres de desaparecidos saharauis fueron localizados en tres nuevas fosas comunes descubiertas recientemente por expertos españoles en la región de Smara cerca de Amgala, anunció el miércoles el presidente de la Asociación de Familiares de presos y desaparecidos saharauis (AFAPREDESA) , Abdesslam Omar.

El hallazgo fue hecho en noviembre de 2014 por expertos científicos españoles de renombre internacional, que exhumaron los restos de seis ciudadanos saharauis descubiertos en tres fosas comunes en Fadret Leguiaa, región de Smara cerca de Amgala, señaló el Sr. Abdesslam .

El presidente de AFAPREDESA dijo que "los expertos españoles están llevando actualmente la identificación genética de los cuerpos, añadiendo de que " se trata de "una operación compleja que tomará tiempo para identificar la identidad de esas personas."

El Sr. Abdesslam ha denunciado por la ocasión, el hecho de que el equipo médico español "no podría extender sus investigaciones a los territorios ocupados por Marruecos, donde se concentran más las fosas comunes."

Denunció, también, que a pesar de la presión de las Naciones Unidas y el Parlamento Europeo, en particular, "Marruecos se está apegando a su posición de rechazo y no quiere respetar el derecho internacional.

El presidente de AFAPREDESA ha protestado en este sentido en contra de la "negativa de las autoridades marroquíes que no permiten a las organizaciones internacionales visitar los territorios ocupados del Sáhara Occidental y esclarecer la verdad sobre las violaciones cometidas por las fuerzas marroquíes."

Según Abdesslam Omar, "más de 400 saharauis ahora son censados como víctimas de desapariciones forzadas y muchos otros se encuentran desaparecidos tras el bombardeo de la aviación marroquí en Um Draiga, Guelta o Tifariti en 1976.

El descubrimiento de estas nuevas fosas se añade a las de junio, cuando ocho cadáveres de saharauis asesinados en febrero de 1976 fueron identificados por el mismo equipo español dirigido por el Dr. Carlos Martín Beristain y su colega Francisco Etxeberria.

Los restos de al menos 60 cuerpos, incluidos niños, se han encontrado no muy lejos del "muro de la vergüenza" y se trataba de civiles saharauis ejecutados por las fuerzas marroquíes durante la invasión y la ocupación del Sáhara Occidental en 1976. (SPS)
Read more »

El petróleo abre un nuevo frente entre Marruecos y el Polisario

1422474664_647810_1422474884_noticia_normal
Después de la renuncia de Repsol a seguir con las prospecciones en aguas canarias, la polémica viaja hacia el sur, aunque con mucho menos ruido que en el caso de las islas. Dos multinacionales —la estadounidense Kosmos Energy y la escocesa Cairn Energy— están acometiendo un pozo exploratorio en el Atlántico, a unos 100 kilómetros de las costas del Sáhara Occidental.
Este sondeo —autorizado por Marruecos y el primero en la historia que se realiza en la zona— ha provocado las protestas del Frente Polisario. Su secretario general, Mohamed Abdelaziz, envió el lunes un escrito a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el que advierte de que estas actividades son “una seria provocación y una amenaza real contra la paz y la estabilidad para el Sáhara Occidental y la región del Magreb”. La organización Ecologistas en Acción, por su parte, ha alertado de que los trabajos pueden tener “consecuencias negativas para el frágil ecosistema marino de la zona” e “impacto sobre los recursos pesqueros y la fauna amenazada”.
A mediados de diciembre, un mes después de que Repsol comenzara el trabajo de sondeo en aguas canarias, el buque perforador Atwood Achiever empezó a trabajar en aguas saharauis, en la zona de Cabo Bojador, a unos 200 kilómetros de las Islas Canarias. Kosmos y Cairn esperan tener a finales de marzo los resultados de esta campaña exploratoria.
Esta zona es muy sensible. El Sáhara Occidental es uno de los 17 territorios no autónomos bajo supervisión del Comité de Descolonización de la ONU. Sin embargo, cuando España abandonó su antigua colonia hace 40 años, una parte importante quedó en manos de Marruecos, que la administra actualmente. De hecho, el Gobierno marroquí es el que ha concedido las autorizaciones y participa en el accionariado del proyecto, como ocurre en el resto de permisos de exploración de hidrocarburos concedidos por este país.
Consciente de que se trata de un punto caliente, Kosmos —que posee el 55% del proyecto y, por lo tanto, lleva la voz cantante como operador— se reunió la semana pasada con representantes de los ministerios de Asuntos Exteriores e Industria de España. Fuentes del departamento de José Manuel Soria sostienen que, en su caso, el encuentro tuvo un carácter técnico. Según la información trasladada a este ministerio, los trabajos se centrarán al sur, en el bloque llamado Cabo Bojador. “También parece que tienen previsto perforar al norte, pero la investigación está menos avanzada”, añaden estas fuentes ministeriales. Incluyendo Cabo Bojador, Kosmos Energy tiene cuatro permisos otorgados por Marruecos. “Si los resultados son positivos en el sondeo, iniciarán una nueva ronda de contactos”, añade el departamento de Industria. Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha rechazado dar explicaciones de la reunión con Kosmos.
El único pronunciamiento público del Gobierno sobre este asunto data de mediados de diciembre. “Las prospecciones que se están llevando a cabo están dentro del respeto más absoluto al derecho internacional”, sostuvo el ministro de Justicia, Rafael Catalá, cuando fue interrogado por los periodistas en Canarias.
Pero el Frente Polisario rechaza esta interpretación. Bucharaya Beyun, delegado en España de esta organización, afirma que es “una violación del derecho internacional”. “Le corresponde a la ONU tomar medidas”, añade Beyun, para quien Marruecos busca “atraer” inversión extranjera para conseguir un reconocimiento de facto de su soberanía.
Contra esta campaña exploratoria también se ha manifestado elObservatorio de los Recursos Naturales del Sáhara Occidental. El representante en España de esta organización, Alejandro Garcés, recuerda que en 2002 un pronunciamiento del ex secretario general de asuntos jurídicos de la ONU Hans Corell estableció que la explotación de los recursos en la zona debía repercutir favorablemente en esta área y contar con el consentimiento de la población local. El primer supuesto, según Garcés, podría haberse cumplido, ya que Kosmos ha anunciado que construirá algunas escuelas. Respecto al segundo, el del consentimiento, afirma que no se ha cumplido.
La compañía no comparte esta visión. Reg Manhas, vicepresidente de asuntos exteriores de Kosmos, envió un escrito en noviembre a los representantes de ocho organizaciones que defienden los intereses saharauis ante las dudas mostradas por estos. En esa carta explica que han presentado su proyecto a “actores locales principalmente en Dajla, así como El Aaiún y Bojador”. En septiembre, explica en el escrito, hubo encuentros de la empresa con “cargos electos, empresarios, líderes tribales y representantes de organizaciones civiles, de la industria turística y de comunidades de pescadores”. Respecto a la repercusión para los saharauis, Manhas asegura que “las poblaciones locales se beneficiarán de forma eficiente, efectiva y transparente”. Y pone como ejemplo la “industria de petróleo y gas” que se ha creado en Ghana gracias al yacimiento marino Jubilee Field.
Fuente: elpais.com
Read more »

Frente Polisario protesta ante la ONU por sondeos petrolíferos cerca del Sáhara Occidental

Sáhara OccidentalEl Frente Polisario ha enviado una carta a la ONU para advertir que la actual búsqueda de petróleo en el Atlántico, a unos 100 kilómetros de las costas del Sáhara Occidental es "una seria provocación y una amenaza real contra la paz y la estabilidad para el Sáhara Occidental y la región del Magreb".
Ecologistas en Acción, por su parte, han alertado de que los trabajos pueden tener "consecuencias negativas para el frágil ecosistema marino de la zona" e "impacto sobre los recursos pesqueros y la fauna amenazada", según publica este jueves el diario El País.
Tras la renuncia de Repsol a seguir con las exploraciones en el archipiélago canario, la estadounidense Kosmos Energy y la escocesa Cairn Energy están trabajando en las costas del Sáhara Occidental con la autorización de Marruecos. Este sondeo es "el primero en la historia que se realiza" en esta región.
La zona es "muy sensible" porque el Sáhara Occidental es "uno de los 17 territorios no autónomos bajo supervisión del Comité de Descolonización de la ONU", aunque tras la salida de España, el territorio quedó bajo el mando de Rabat, que es quien lo administra actualmente.
El Gobierno marroquí dio su luz verde a estas perforaciones y "participa en el accionario del proyecto".
Ante las protestas saharauis, representantes de Cosmos se reunieron la semana pasada con las autoridades españoles. Fuentes del Ministerio de Industria explicaron a El País que los sondeos se centrarán en el sur, en el bloque llamado Cabo Bojador.
"También parece que tienen previsto perforar al norte, pero la investigación está menos avanzada", añaden estas mismas fuentes.
Incluyendo Cabo Bojador, Kosmos Energy tiene cuatro permisos otorgados por Marruecos. "Si los resultados son positivos en el sondeo, iniciarán una nueva ronda de contactos", añade el departamento de Industria.
La única declaración pública del Gobierno español fue a mediados de diciembre. "Las prospecciones que se están llevando a cabo están dentro del respeto más absoluto al derecho internacional", aseguró el ministro de Justicia, Rafael Catalá, al ser preguntado por los periodistas canarios.
Fuente: http://mundo.sputniknews.com/
Read more »

martes, 27 de enero de 2015

Unas 60 organizaciones piden asilo político para el activista Hassanna Aalia

IMG-20150124-WA0010

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife
Más de medio centenar de organizaciones canarias presentan este martes en la Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife una solicitud al Ministro del Interior pidiendo el asilo político para el saharaui Hassanna Aalia.
El 19 de enero de 2015, el Ministerio le notificó a Hassanna Aalia la denegación del asilo político en España que había solicitado y el plazo de 15 días para abandonar territorio español, señalan los colectivos en una nota.
Hassanna Aalia es un activista de Derechos Humanos saharaui nacido en El Aaiún en 1988. En 2010 participó junto con aproximadamente 80.000 saharauis en Gdeim Izik, el campamento de protesta pacífica más importante en la historia del Sahara Occidental, desmantelado por el ejército marroquí con extrema violencia el 8 de noviembre de 2010.
El 17 febrero de 2013 el tribunal militar de Rabat emitió una sentencia contra 25 civiles saharauis acusados de haber organizado Gdeim Izik, entre ellos Hassanna Aalia, que permanece en el País Vasco y es juzgado en rebeldía y condenado a cadena perpetua
Foto: http://porunsaharalibre.org/
Read more »

Una gran responsabilidad

27.01.2015 | 08:50
Una gran responsabilidad
Una gran responsabilidad
España es desde el 1 de enero, y durante los próximos 2 años, miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU para el mandato 2015-2016. Este consejo es el máximo órgano de decisión mundial en materia de paz y seguridad, que tiene la responsabilidad primordial de mantener la paz y la seguridad internacional, estando todos los miembros de la ONU obligados a aceptar y cumplir las decisiones que se toman en el mismo.
Los saharauis no han cesado de exigir a España que cumpla con las responsabilidades derivadas de su colonialismo de las que abdicó en 1975, impidiendo que puedan ser reconocidos como la República Árabe Saharaui Democrática. Sus reclamaciones nacionales se basan en que la ONU considera ilegales los Acuerdos de Madrid por el que Marruecos y Mauritania se repartieron la excolonia española; dichos acuerdos, no dicen nada de transferencia de la soberanía del Sáhara Occidental, «las provincias del Sur» como les llama Rabat.
La seguridad en el Magreb está unida a la resolución del conflicto del Sahara Occidental, donde los saharauis luchan desde hace 40 años por su derecho a decidir su libre destino. Las resoluciones de la ONU no se cumplen y la paciencia de los saharauis, que luchan por la vía pacífica, no es eterna. Soportan un muro, el exilio en Argelia, represión, la esquilmación de sus recursos naturales a manos marroquíes pero también de Rusia, Estados Unidos? y de la Unión Europea.
Marruecos bloquea el proceso de paz con maniobras dilatorias mientras repuebla el Sahara Occidental con marroquíes con vistas a un referéndum inevitable. Esto ha fortalecido la identidad y la unidad saharaui. Pero también se ha verificado que la comunidad internacional no ha cumplido con sus obligaciones asumidas en la resolución del conflicto sobre la última colonia en África. El Sahara no tiene nada que ver con el problema entre Occidente y el mundo árabe. Lo dice Estados Unidos a pesar de las presiones marroquíes por dar la otra imagen. Es un problema de descolonización mal resuelto, y un expolio. La ONU no reconocería el derecho de autodeterminación a ninguna organización terrorista, y el Polisario representa a los saharauis oficialmente en la ONU. Para más inri, la República Árabe Saharaui Democrática, miembro fundador de la Unión Africana, es la única nación (sin Estado) de habla hispana del mundo árabe. Todo esto debería ser de una gran responsabilidad para la diplomacia española y su credibilidad desde el 1 de enero. Porque a la Unión Europea, con Francia de por medio, ni está ni se le espera.
Read more »

miércoles, 21 de enero de 2015

España denega el asilo político a un periodista saharaui condenado a cadena perpetua

Hassanna Aalia durante una charla sobre derechos humanos en Reinosa.
El Ministerio del Interior ha denegado este lunes la petición de asilo político deHassanna Aalia, un joven periodista saharaui de 26 años condenado acadena perpétua por el tribunal militar deRabat. Esta situación obliga al joven a abandonar el territorio español en 15 días.
Hassanna, nacido en el Al Aaiun, periodista y miembro de laAssociación Saharaui de defensa de los derechos huamos, fue condenado el 17 de febrero de 2013 junto a 24 civiles saharauis a cadena perpetua. Le acusaron de rebeldía. Era la segunda vez que juzgaban a Hassanna por el mismo hecho, participar en la acampada de Gdeim Izik.
Este campamento, también bautizado como 'el campamento de la dignidad', tuvo lugar entre octubre y novimbre de 2010 y esta considerado por Noam Chomsky como la chispa de la primavera árabe. Su principal reivindicación era la mejora de las condiciones de vida para la población saharaui.
El 8 de noviembre de 2010 el campamento fue desmantelado por las autoridades marroquis, y Hassaana, como muchos de los miles ahí presentes, regresó al Aaiún, donde se escondió durante dos meses de la policía. Pero una vez abandonó su refugiofue apresado y condenado a cuatro meses de prisión sin ejecución. “Pasé tres días detenido. Me torturaron. Estuve en una habitación llena de sangre, los gendarmes marroquíes me dijeron que era la sangre de mis compañeros” recuerda.
En 2011 viajó al País Vasccon una beca para aprender idiomas, pero cuando faltaba poco mas de dos meses para volver a su país, su nombre apareció (otra vez) en la lista de las personas que serian juzgadas por los hechos de Gdeim Izik y recibió una orden debúsqueda y captura. Le habían condenado a cadena perpetua por rebeldía sin estar presente en el juicio.
“Ni siquiera sabía qué significaba cadena perpetua. Los abogados creían imposible que se me volviera a juzgar por un mismo delito y, además, sin estar yo presente” señaló el joven en conocer la noticia.
Según Inés Miranda, abogada que acudió como observadora a todas las sesiones del juicio del 17 de febrero del 2013 en representación de la Comisión de Derechos Humanos del Consejo General de la Abogacía Española “fue un día negro para la justicia internacional. El juicio debe considerarse nulo de pleno derecho. Desde el momento de la detención, cuando los condenados fueron secuestrados y posteriormente torturados, maltratados y violados, pasando por la celebración del juicio, donde no se presentaron pruebas ni testigos fidedignos, hasta la lectura de la sentencia, que incumple el Convenio de Ginebra y la propia Constitución marroquí”, puntualizó la letrada en declaraciones posteriores. 
Fuente: http://www.elperiodico.com/
Read more »

¿Qué puede hacer Chile por la autodeterminación saharaui?

La lucha por reducir la desigualdad y terminar con las injusticias, la discriminación y contribuir a la paz  es una tarea simultánea a realizar tanto al interior de nuestro país como en nuestra relación con nuestra América y los pueblos de otras regiones del mundo.
El pueblo saharaui en el África del Norte en el Sahara Occidental sigue luchando en pleno siglo XXI por su autodeterminación y soberanía. Hoy  la República Árabe Saharaui Democrática  es un país bajo una nefasta  ocupación ilegal en parte importante de su territorio por el reino feudal de Marruecos. La represión constante y la brutal violencia a la que son sometidos los saharauis no es reportada en los grandes medios de comunicación ni constituye materia de preocupación de las elites. Los intereses geopolíticos de las ex potencias coloniales europeas  en el África como Francia, España y otros países miembros de la OTAN ahogan y bloquean toda salida soberana para la dramática situación que sufre el pueblo saharaui.
Cientos de resoluciones de la ONU y acuerdos  internacionales establecieron la necesidad de realizar un referéndum de autodeterminación para que fueran los propios saharauis los que decidieran sobre su destino e independencia. En la actualidad, ese referéndum sigue siendo bloqueado por el ocupante ilegal de Marruecos sin que se avance un milímetro. Se trata de una legalidad internacional  pisoteada e ignorada, como tantas otras de muchos pueblos en el mundo de hoy.
Pero el que no se cumplan las resoluciones internacionales no debería llevarnos a la apatía y al inmovilismo pues como  bien dice el refrán popular: “mal de muchos es consuelo de tontos”
Ante esta realidad es pertinente la pregunta:
¿Qué puede hacer un país como Chile cuyo peso geopolítico es bastante reducido para ayudar al pueblo saharaui a conquistar su autodeterminación e independencia? Por de pronto se puede hacer algo simple y concreto: Reconocer a la República Árabe Saharaui Democrática y establecer relaciones diplomáticas con los saharauis. Sumándonos  a los países latinoamericanos que ya  lo han hecho como el Uruguay, México, Ecuador, Salvador, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Cuba y más de 80 países en el mundo. ¿Y para qué?: Para sumar fuerzas internacionales y presionar por una solución pacífica al conflicto, es decir, basada en el cumplimiento de la legalidad internacional mediante  la realización del referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui.
El reconocimiento debe servirnos también  para apoyar la defensa y promoción de los derechos humanos y  el cese de la represión cotidiana y sistemática en  contra los saharauis en los territorios ocupados, implementando  cooperación en los territorios liberados los que hoy están bajo control y administración del gobierno saharaui.
En Chile hay una mayoría social y política de todos los colores que apoya el reconocimiento de la RASD por parte del Estado de Chile. Así se lo han solicitado en el pasado cientos de intelectuales, dirigentes sociales, artistas y políticos a los distintos gobiernos de turno en los últimos 20 años.
El 2014 la Cámara de Diputados por abrumadora mayoría le solicitó a la presidenta Michelle Bachelet reconocer a la RASD y establecer relaciones diplomáticas en lo inmediato. La misma solicitud le formuló por carta un grupo plural de senadores y senadoras, así como abogados de derechos humanos, ex candidatos presidenciales, periodistas, profesionales, artistas, Centrales Sindicales y representantes de Federaciones estudiantiles. Recientemente a principios de enero del 2015, cientos de personas suscribieron la misma solicitud dirigida a la presidenta de Chile en el marco de la Fiesta de los Abrazos organizada por el Partido Comunista.
En mi opinión, un indicador de política soberana de un Estado moderno y progresista  basado en principios como la autodeterminación de los pueblos es el reconocimiento  de la RASD sin aceptar presiones o lobbies indebidos de una de las partes en conflicto.
Nuestro país es hoy integrante no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y si queremos ser un país con políticas soberanas, que influya desde el sur en procesos de descolonización y de paz junto a otros para contribuir a forjar una nueva arquitectura mundial multipolar más justa la decisión  de reconocer a la RASD y bregar por la realización de su referéndum de autodeterminación sería un paso y una  medida  concreta.
El gobierno de la Presidenta Bachelet tiene en sus manos la posibilidad de materializar tal decisión.
Esteban Silva Cuadra
Fuente: http://radio.uchile.cl/
Foto de archivo
Read more »

“Continúo con mi promesa de defender a los saharauis que sufren torturas”

Blanca Enfedaque

Nadie como él puede entender mejor a sus clientes: los presos políticos saharauis. Éste abogado, que fue secuestrado durante 16 años, desarrolla su actividad profesional en un estado ocupado, el Sahara Occidental. Mohamed Fadel Leili se licenció en Derecho tras haber sufrido esta desaparición forzosa en cárceles secretas junto con toda su familia. Tras su liberación retomó su vida en el mismo punto donde se la robaron y completó sus estudios. Actualmente prepara su doctorado en Derecho Internacional, especializado en los conflictos de fronteras en África ante el Tribunal Internacional de La Haya.
Hoy ha sido una jornada de trabajo extenuante y, pese a ello, su camisa no lleva ni una arruga y conserva una sonrisa prudente en el rostro. Acaba de volver a su despacho, junto a la avenida La Meca de El Aaiun (Sahara Occidental) desde la sede de una asociación. Allí ha ofrecido una formación en derechos humanos a activistas saharauis, les ha explicado a sus compatriotas los resortes de la justicia y la legalidad internacional para defender su causa: la independencia del pueblo saharaui.
Pero quizá lo más intenso del día ha sido el juicio de la mañana. Su cliente, Abdeslam Loumadi estaba acusado de lanzar un coctel molotov a un coche de la policía marroquí. Un delito que en el código penal de la potencia ocupante, Marruecos, (artículos 580 y 585), puede ir con penas desde cinco años hasta pena de muerte.
El abogado saharaui está satisfecho: ha conseguido una condena de 10 meses. Cualquier letrado estaría exultante, eufórico. Pero Fadel Leili no. Sabe que su cliente era inocente, pero es un preso político más. Que las denuncias desproporcionadas son una herramienta de las fuerzas de seguridad marroquíes, en connivencia con algunos jueces, para angustiar a la población autóctona. Para desgastarles, para invitarles a que abandonen el activismo.
Es por ello que, en cualquier país democrático, cualquier sistema jurídico se hubiera juzgado los hechos con resultado de absolución. Ni los tres policías que el fiscal llevó como testigos, y que aseguraron no reconocer al acusado porque el atacante llevaba un turbante tapándole la cara, ni la confesión que la policía le obligó a firmar tras torturarlo, han servido para ganar este juicio.
A veces los antecedentes de un acusado ni siquiera son considerados como agravantes, porque los tribunales ya saben que las acusaciones no son ciertas”, comenta Mohamed Fadel Leili.
sahara 079
Su despacho, ubicado en una humilde comunidad de vecinos, es sencillo y austero. Llaman la atención las rejas en la entrada de la puerta. Cuando se le pregunta si ha recibido amenazas, Fadel Leili comenta que él, en los últimos años no. “Sin embargo, mi secretaria vive en el barrio de Matala, un lugar donde es habitual que las fuerzas de seguridad marroquíes o los colonos tiren abajo tu puerta con cualquier pretexto”. Ella pasa muchas horas sóla en el despacho, y tiene miedo.
Mohamed Fadel Leili forma junto con Bachir Rguibi Lahbib, Mohamed Boukhaled y Bazaid Lehmad el equipo legal que defiende a los activistas saharauis en el Sahara Ocupado. Su tabla de salvación en los tribunales. Son pocos los saharauis que logran obtener un título de Derecho, puesto que Marruecos impide desarrollar estudios superiores en el Sahara Occidental y tienen que desplazarse a territorio marroquí. Es lo que hizo Fadel Leili en enero de 1976, pero con un paréntesis: 16 años desaparecido. Mohamed Fadel Leili, antes de ser abogado, fue víctima de un secuestro e interno en diversas cárceles secretas durante 16 años, los mismos que tenía cuando le detuvo la policía marroquí en Kenitra, a 40 km de Rabat.
Con 32 años y habiendo sufrido torturas indecibles, un trato inhumano y habiendo visto morir a muchos amigos y familiares en la cárcel, Mohamed Fadel Leili tomó la determinación de retomar su vida en el mismo punto que la dejó: a punto de acceder a la carrera de Derecho.
Este es su relato sobre los dieciséis años de su desaparición forzosa:
Mi familia vivía en Tan Tan, pero mi hermano y yo nos habíamos desplazado a Kenitra, para estudiar en su liceo porque en el de Tan Tan recibíamos amenazas. En Kenitra vivía nuestro tío y, aunque estábamos internos, los fines de semana lo visitábamos. Sin embargo, en enero de 1976 detuvieron a mi hermano, en una ola de desapariciones forzosas que se dirigen contra los saharauis. Mi padre, mi madre, mi tío y mi tía desaparecen el 27 de febrero del 76. Yo tenía 16 años y, aunque no tuve contacto con mi familia, había recibido información asegurando que estaban en la comisaría de Agadir”.
A Fadel Leili lo trasladan a la cárcel (entonces secreta) de Derb Moulay Cherif, junto con opositores al régimen y presos políticos. De ese sótano recuerda la ropa que le obligaron a ponerse, llena de pulgas y mucho más grande que él, de manera que tenía que andar siempre agarrándose los pantalones con las manos. En ese sótano también perdió su nombre, se lo cambiaron por el 79 o 97, no recuerda bien.
Los guardias también están deshumanizados, no se sabe su nombre, hay que llamar a todos “El Hash”, el jefe, para cualquier necesidad. Allí, en Derb Moulay Cherif prueba el sabor de la tortura, largas sesiones en las que se le interroga acerca del Frente Polisario. Le intentan sacar información sobre su cúpula, le preguntan por El Uali Mustafa Sayed y por otros dirigentes de este Movimiento de Liberación, entre ellos, otro de sus hermanos: Mohamed Lamin Ahmed. “¡Claro que los recordaba! Venían por mi casa, pero yo no era más que un niño sin ideas políticas”, rememora.
Su siguiente destino fue la cárcel secreta de Agdez, donde iban a parar la mayoría de saharauis con estudios superiores, o como él, que todavía estaban en el Liceo. Detienen a gente aleatoria, no por su relación entre si, sino la gente que podía construir un movimiento de resistencia a la invasión. Recuerda el día del traslado como si fuera ayer. “Ochocientos kilómetros en furgoneta, bajo el sol abrasador de julio de 1976. Éramos diez jóvenes, esposados, vendados. Vi un destello de humanidad en uno de los guardias que se saltó la prohibición de darnos de comer o beber cuando nos dio un trago de agua a escondidas. Nos reciben con torturas y nos registran. Ahí me llevé la primera sorpresa. Mientras me inscribían leí en francés que en el registro de salidas sólo había muertos. Es entonces cuando entiendo que estamos ahí para morir”. Como suele decir el médico y psicólogo forense Carlos Beristain, “los procesos represivos son muy burocráticos”. Siempre hay abundante documentación que atestigua la cantidad y calidad del daño infligido al enemigo.
Es en Agdez donde consigue ver por una rendija de la celda pasar a su hermana, a su madre y a su tía, y posteriormente a su padre. “Siento alivio por no estar sólo, necesitaba a la familia”.
Celdas de 5 o 6 metros cuadrados para diez personas. Habitáculos vacíos con un suelo irregular del que asoman grandes piedras. Mantas del tamaño de una servilleta grande para pasar las frías noches del desierto. Platos oxidados que contienen agua caliente con una gota de aceite, en los que flota la herrumbre o un trozo de zanahoria tan grande como la yema de un dedo. Por la tarde, papilla de cereales que se vuelve negra al contacto con el óxido. La anemia se instala en los cuerpos de los presos. “Perdían la capacidad de andar, tenían los gemelos agarrotados. Los dientes se caían y las encías estaban en carne viva, hubo muchos muertos por desnutrición. Así que optaron por darnos cuatro o cinco dátiles al día. Pero se los dábamos a los enfermos”. “Un día nos dieron arroz, pero un viejo se dio cuenta de que llevaba pequeñas agujas y dio la voz de alarma. La alegría se convierte en pesadilla”.
La muerte sobrevuela Agdez. Los guardias les permiten realizar el rito musulmán con los cadáveres de los compañeros. Los lavan, los envuelven con vendas blancas y rezan por sus almas. Cada vez que los guardias se llevan un cuerpo vuelven a entregarnos vendas y nos dicen “éstas son para vosotros”. Cada vez que un preso muere torturan a otro para desviar la atención de los vivos. La urgencia del sufrimiento les hace olvidar al que ya se ha ido. “Los guardias quiebran la columna vertebral de los cadáveres y arrojan ácido a sus caras para que no se les reconozca si alguien descubre la fosa”.
Pero ¿cuál era el plan de las autoridades marroquíes? “Los guardias nos cuentan que al principio vino el gobernador de la zona, Ouarzazate, y da órdenes de que los presos mueran lentamente, se entierre los cuerpos y se castigue duramente a los centinelas que ayuden a los saharauis.
Todavía no habían sido entrenados (en referencia al adiestramiento en torturas que la CIA procuró). Los guardias de Agdez dan palizas sin control, sin técnica, con los palos de los picos, con hojas gordas de palmera, con botellas de cristal… De dos a doce guardias al mismo tiempo”.
Pese a todo, Mohamed Fadel Leili y su familia sobreviven para ver una cárcel más: Kalaat M’Gouna. “La noche más dura de mi vida”, describe rotundo, sin dudarlo. Es octubre del año 1980. En la caja de cada camión van atadas 25 personas, todos con el mismo rollo de cuerda, por lo que cada movimiento o bache aprieta más las ligaduras de los otros. “Los militares pasan por encima de nosotros, nos golpean con la culata del rifle en la cabeza y las rodillas. Al llegar cortan la cuerda, nos tiran de bruces desde el camión al suelo. Un compañero muere por hemorragia interna. En Kalaat M’Gouna, las pequeñas mejoras que habíamos conseguido en Agdez se desvanecen”.
Pero ¿y su familia? También han sido trasladados allí, les dan diez minutos a la semana para reunirse. Normalmente, en las celdas permanecen atados de manos y pies cuatro personas. Un nuevo miembro del clan llega a la cárcel, su hermano menor, detenido en 1983. “Un guardia le dice un día a mi madre que tiene un regalo para ella, y le lleva a encontrarse con ese hijo, camino de la sala de tortura. Le advierte con una sonrisa que ha enloquecido”. Están juntos en una sala llena de soldados. El hijo no conoce a su madre, pero tras un rato en el que ella trata de llevarle a recuerdos de infancia, mejora, sonríe, conecta con la realidad. En cuanto los guardias lo ven, se lo llevan.
Y así sobrevivió su familia, hasta su liberación.
En 1991 Marruecos libera a 300 presos saharauis, entre ellos Mohammed y su familia. Los trasladan a El Aaiún y llegan a mediodía. Por la noche fallece su padre, tras 16 años en prisiones.
Aquí termina el paréntesis, pero no concluye el dolor. Con 32 años vuelve al Liceo, compartiendo pupitre con niños de 16. Tras pasar muchas penurias económicas, consigue acceder a la Universidad de Marrakech.
Mientras, su hermano menor, que ha mejorado psicológicamente gracias a un tratamiento médico, desaparece. La familia emprende su búsqueda, por gendarmerías, por hospitales… hasta que Mohammed llega a la morgue. “Me dicen que sólo hay un cuerpo, que es de un marinero llamado Omar. Pero yo lo quiero ver, es mi hermano. Afirman que murió ahogado mientras hacía natación. Que se desnudó, dejó su reloj en las zapatillas y luego el mar lo devolvió junto a su ropa. Pero su camiseta tenía marcas de pintura, una sandalia estaba rota, tenía señales de estrangulamiento…”.
En 1996 se licenció y en el 97 aprobó su examen de acceso a la abogacía. En 2003 obtiene un título de máster en Derecho Internacional, y posteriormente se doctora en este ámbito, especializándose en los conflictos de fronteras en África ante el Tribunal Internacional de La Haya. “Hoy continúo con mi promesa de defender a los saharauis que sufren torturas. Formo parte de un equipo de abogados que trabajamos de manera voluntaria”.
El papel de Mohammed Fadel Leili, junto con sus tres compañeros, está considerado como determinante por los miembros de las asociaciones saharauis de Derechos Humanos. Precisamente en 2011 recibieron el premio de la Fundación Abogados de Atocha, un premio que el Consejo General de la Abogacía Española se ha comprometido a impulsar mediante un convenio suscrito el pasado mes de mayo.
Nadie como este equipo de cuatro abogados saharauis, tres de los cuales han sido víctimas de desapariciones forzosas y tortura, puede entender como nadie el sufrimiento de las personas a las que defienden. “No nos gusta nada el sistema jurídico, pero tenemos la obligación de controlar todos sus resortes. Sufrimos cuando vemos injusticias con el único motivo de que los acusados son saharauis. Los jueces marroquíes cometen un delito cuando desplazan el derecho que se debería aplicar aquí. Nuestra experiencia como equipo de abogados es importante, la usaremos cuando diseñemos nuestro propio sistema. Cuando el Sahara sea libre”.
Fuente: http://www.lamarea.com/
Read more »